Oposición insta a Maduro a desarmar a grupos radicales

La alianza opositora venezolana pidió también pidió al gobierno no hablar con tanta ligereza de un posible golpe de estado en el país.
Manifestantes protestan en defensa de la libertad de expresión en Venezuela hoy en Caracas
Manifestantes protestan en defensa de la libertad de expresión en Venezuela hoy en Caracas (EFE)

Caracas

La alianza opositora venezolana Mesa de Unidad Democrática(MUD) exhortó  al gobierno a desarmar alos grupos radicales llamados colectivos y exigió al presidente Nicolás Maduroque deje de acusar "ligeramente" a la oposición de promover un golpede Estado.

En un mensaje al país, el secretario ejecutivo de la MUD,Ramón Guillermo Aveledo, dijo que cuando el gobierno hace reiteradasreferencias a un presunto golpe de Estado le "inyecta inquietud a losciudadanos" y promueve una imagen de inestabilidad del país.

Agregó que Maduro habla con extrema ligereza de unaconspiración en su contra, sin presentar pruebas.

Aveledo pidió a Maduro el desarme de los"colectivos", grupos armados afines al gobierno que actuaron estasemana contra una manifestación opositora que terminó con tres muertos y 66heridos, alertando sobre el peligro que representan para la seguridadciudadana.

Maduro no se ha referido directamente a los grupos, que sesabe operan en barrios populares, poseen armas militares y dominan la seguridaden zonas cercanas a la sede del gobierno.

"La posesión de armamento de guerra es injustificablepor lo que son necesarios estos pasos (desarmar a los colectivos) como elprimer paso para la paz en Venezuela", dijo Aveledo, quien además exigióla liberación de más de 70 jóvenes detenidos en la manifestación del miércoles,que degeneró en violencia, con alborotadores atacando con piedras y bombas incendiariasla Fiscalía General.

Agregó que las manifestaciones de esta semana son muestrasde una inconformidad real que no será sofocada por propaganda oficial.

"La MUD se siente en el deber de puntualizar los pasosque considera fundamentales para la paz en el país, tanto como los eventos comoel discurso oficial han generado desasosiego en la población que es víctima derumores", recalcó.

Asimismo, expresó la solidaridad de la alianza con eldirigente Leopoldo López, quien es acusado por el gobierno de haber instigadola violencia y ahora enfrenta una orden de arresto y varios cargos criminales.

"Rechazamos los señalamientos contra Leopoldo López yadvertimos sobre un posible allanamiento a la inmunidad parlamentaria de MaríaCorina Machado", dijo al referirse a la diputada opositora que ha llamadoa los venezolanos a expresarse en la calle y solicitar la renuncia de Maduro.

Recalcó que la MUD repudia "terminantemente laviolencia" y reiteró que sus métodos de luchas son "pacíficos einstitucionales".

Aveledo criticó la detención de decenas de manifestantes yque el gobierno ordenara la salida de la programación de la televisión porcable del canal colombiano NTN24. Agregó que el deber del Estado es garantizarla seguridad de "todos los ciudadanos en el ejercicio de susderechos".

"Es imposible que el mundo no vea la realidad de lo queestá ocurriendo. Reprimir y amordazar a los ciudadanos solo aumentará lapresión y desembocará en estallido", alertó.

Igualmente, instó al gobierno a explicar con seriedad los"motivos militares" en los que se basa para denunciar que está enmarcha un golpe de Estado, del que acusa "irresponsablemente" a laoposición.

Indicó que con sus reiteradas denuncias sobre unaconspiración, sin presentar pruebas, el gobierno transmite señales de"inestabilidad".

"Estas referencias inyectan inquietud en losciudadanos. Los venezolanos hemos presenciado con estupor insinuacionespúblicas al respecto por parte del presidente de la Asamblea Nacional (DiosdadoCabello). Esos no son temas para ser tratados con liviandad. Exponga elgobierno con seriedad los motivos militares concretos en los que basa talesafirmaciones y tome las medidas para ponerle coto como es su responsabilidad.De lo contrario, deje de angustiar al país y de transmitir señales deinestabilidad", expuso.

Aveledo reiteró que los ciudadanos tienen derecho amanifestar pacíficamente y recalcó que amordazar a la prensa "sóloaumentará la presión y desembocará inevitablemente en estallidos".

"El deber del Estado es garantizar la seguridad detodos en el ejercicio de sus derechos y escuchar la voz y el reclamo delpueblo. El estado debe garantizar la seguridad y no amenazar a quienesmanifiestan pacíficamente", aseveró.