Confirma Santos que su correo fue interceptado

El presidente de Colombia consideró la acción como una actividad criminal grave, insólita e inaceptable.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, favorito para lograr la reelección
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (EFE)

Colombia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó este domingo que su correo personal fue interceptado y que desconocidos están filtrando más de mil mensajes para hacer daño en la campaña presidencial.

En un comunicado el mandatario colombiano sostuvo que hace algún tiempo fue enterado de que "mi cuenta de correo personal y las de algunos miembros de mi familia han estado interceptadas, lo que constituye una actividad criminal que no dudo en calificar como grave, insólita e inaceptable".

Agregó que los mensajes se están conociendo "selectivamente para causar el mayor daño posible, hecho que coincide con el inicio de la campaña electoral".

Santos indicó que pidió una investigación y que dado la época de campaña por las elecciones presidenciales del 25 mayo próximo en las que buscará reelegirse, las interceptaciones sugieren "motivaciones políticas que deben ser indagadas para encontrar y sancionar a los responsables".

El sábado, la prensa reveló que al menos dos correos personales del presidente, relacionados con un posible negocio de obras de arte que finalmente no se concretó y con los giros para el pago de la matrícula de su hija, María Antonia Santos, habrían sido interceptados ilegalmente por desconocidos.

En su comunicado Santos advirtió que es posible que "en los próximos días y hasta que finalice la campaña circulen nuevas comunicaciones con cuya publicación se busca afectar mi buen nombre y el de mi gobierno".

Sin embargo, aclaró que "la estrategia común en estos casos es circular -gota a gota- correos verdaderos entremezclados con correos apócrifos".

Finalmente, Santos indicó que estará pendiente personalmente de las investigaciones porque el gobierno está obligado "a brindar absoluta claridad a los colombianos".

Las interceptaciones al correo del mandatario se conocen pocos días después de un escándalo por presuntas escuchas ilegales hechas a los negociadores gubernamentales que sostienen conversaciones de paz con las guerrillas comunistas de las FARC en Cuba.

Este caso generó la salida de dos altos rangos de inteligencia del Ejército.