Condenan a 15 años de prisión a un conocido activista egipcio

Alaa Abdelfatah es una de las caras más conocidas de la revolución de 2011, que depuso a Hosni Mubarak, y de las manifestaciones prodemocráticas convocadas durante la transición egipcia.

El Cairo

Un tribunal egipcio condenó hoy a una pena de quince años de cárcel al destacado activista y bloguero Alaa Abdelfatah por infringir la nueva ley de protestas y agredir a las fuerzas de seguridad en noviembre pasado.

Fuentes judiciales explicaron a Efe que el fallo es apelable y que una condena idéntica ha sido impuesta a otras 24 personas procesadas en la causa por los mismos delitos.

La Corte Penal de El Cairo falló además que los condenados deben pagar una multa de 100.000 libras egipcias (14.000 dólares).

La sesión se celebró sin la presencia del activista, actualmente en libertad provisional, pero este fue detenido al presentarse en la corte al final del juicio, según una fuente de seguridad consultada por Efe.

Abdelfatah, que ya estuvo preso con anterioridad, es una de las caras más conocidas de la revolución de 2011, que depuso a Hosni Mubarak, y de las manifestaciones prodemocráticas convocadas durante la transición egipcia.

El activista fue hallado culpable de agredir a un oficial de Policía y quitarle su aparato de comunicación inalámbrico durante una manifestación en noviembre pasado frente al Parlamento, la primera convocada contra la polémica ley que regula las protestas.

Otros cargos por los que fue condenado son convocar y participar en una protesta sin autorización oficial, usar armas blancas, obstruir la circulación y poner en riesgo a la gente.

La protesta frente al Parlamento fue convocada por el movimiento juvenil 6 de Abril y otros grupos contra la ley que restringe las protestas en Egipto, que fue ratificada en noviembre y exige que se notifique a la Policía con antelación cualquier convocatoria de manifestación.

Durante la concentración, medio centenar de personas fueron detenidas por reunión ilegal y resistencia a las autoridades, si bien las mujeres fueron puestas en libertad y abandonadas por las autoridades en un descampado.

Abdelfatah se encontraba en libertad a la espera del fallo desde el pasado marzo, cuando una corte estipuló el pago previo de una fianza de 10.000 libras egipcias (1.400 dólares).

El activista y bloguero fue sentenciado además en enero pasado a un año de cárcel, con pena suspendida, por atacar la sede de la campaña electoral del candidato presidencial Ahmed Shafiq en 2012.

El juicio contra Abdelfatah, así como la condena a tres años de cárcel en diciembre pasado contra los prominentes activistas Ahmed Maher y Ahmed Duma, del Movimiento 6 de Abril han sido muy criticados por los defensores de derechos humanos.

Human Rights Watch y Amnistía Internacional pidieron ayer al nuevo presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, que libere a los detenidos por ejercer su libertad de expresión, asociación y reunión pacífica, y que modifique o suspenda la ley de protestas de 2013.