Condena la Unesco ataque yihadista al museo de Irak

En la antigüedad los pueblos adoraban a esos ídolos, no a Alá: EI.
Asalto al Museo de la Civilización de Mosul.
Asalto al Museo de la Civilización de Mosul. (AFP)

Bagdad, Nueva York

Yihadistas, del grupo terrorista Estado Islámico (EI) difundieron un nuevo video propagandístico que muestra la destrucción de decenas de estatuas históricas del Museo de la Civilización de Mosul, Irak, en un acto de vandalismo con el que intentan justificar su visión radical del islam.

Casi tres milenios de historia desaparecieron ante los ojos del mundo, que pudo ver en un video de cinco minutos cómo los yihadistas destruían, en nombre de su interpretación radical del islam, piezas que correspondían a la cultura asiria (siglos VIII y VII a.C), que habitó el norte de Mesopotamia.

En las imágenes se puede ver cómo los miembros del grupo extremista, provistos de grandes mazos y taladros, hacen añicos unas figuras de incalculable valor monetario y, sobre todo, cultural.

Ese acto vandálico es justificado por los yihadistas que aparecen en el video asegurando que los pueblos de la antigüedad adoraban a ídolos “en lugar de a Alá”.

El titular de la Comisión de Turismo y Antigüedades de la provincia de Nínive —cuya capital es Mosul—, Balkis Taha, dijo que la mayoría de estatuas de yeso que fueron destruidas no son originales.

Sin embargo, señaló que la mayor pérdida es la figura de un toro gigante alado que fue construida por los asirios en el siglo VII a.C.

El EI controla Mosul, segunda ciudad de Irak, tras una ofensiva lanzada en junio en la que se hicieron con grandes áreas del país.

 La directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Irina Bokova, condenó el ataque de yihadistas a piezas del Museo de Mosul, en el que destruyeron valiosas obras.

“Condeno este acto, un ataque deliberado contra la historia y la cultura milenarias de Irak y una nueva incitación a la violencia y el odio”, declaró Bokova.

De acuerdo con Bokova, fueron destruidas varias estatuas de gran tamaño procedentes del sitio de Hatra, inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

También otros objetos únicos procedentes de otros sitios arqueológicos de la provincia de Nínive fueron destruidos, entre muchas piezas más, añadió la organización, con sede en París.

Desplazados sirios

La ONU describió ayer la tragedia humana ligada a la guerra civil en Siria, los riesgos por un conflicto que se se extiende más allá de sus fronteras y la falta de fondos para asistir a los refugiados.

El tema fue analizado durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, convocada para revisar a fondo una situación cada día más dramática y que está afectando de manera especial a los países que comparten sus fronteras con Siria.

“Turquía se ha convertido en el país con el mayor número de refugiados registrados en todo el mundo”, afirmó en la sesión del consejo el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres.

El conflicto en Siria ha generado 3.8 millones de refugiados, que se suman en la región a otros 2 millones de iraquíes afectados por el conflicto armado en su país y otras 220 mil personas que huyeron de Irak. Ello sin contar las más de 200 mil muertos por el conflicto en esa región.

ATAQUES EN NIGERIA DEJAN 35 MUERTOS

Al menos 35 personas murieron ayer en Nigeria en dos atentados contra estaciones de autobuses, en las ciudades de Biu y Jos (norte), mientras el presidente Goodluck Jonathan visitaba Baga, donde en enero murieron cientos de personas en un ataque del grupo ultra radical Boko Haram.

En Biu el ataque lo protagonizaron dos suicidas. Uno de ellos consiguió activar su carga entre los pasajeros que esperaban un autobús, matando a 18 personas, según el conteo de testigos presenciales.

El otro suicida fue ultimado por soldados de guardia en la estación.

En Jos, en el centro del país, a unos 250 kilómetros de Abuja (la capital), al menos 17 personas murieron.  “Hubo dos explosiones hoy (ayer) en Jos” informó Ikedichi Iweha, vocero militar en la ciudad, capital del estado de Plateau, que ha sufrido repetidos actos terroristas del grupo yihadista. Testigos de los hechos aseguraron que los atacantes lanzaron explosivos desde un coche que cruzó a toda velocidad la estación de autobuses.

Estas acciones violentas se producen después de que el martes 51 personas murieron en dos ataques diferentes, uno en Kano, la ciudad más importante del norte del país y otro en Potiskum, un punto central del comercio en el Estado de Yobe.

Tras la serie de ataques, el gobierno emitió una advertencia para reforzar la vigilancia en parques, escuelas y mezquitas.

El despliegue de la fuerza militar regional para luchar contra Boko Haram no ha podido frenar los ataques terroristas, que además han extendido sus acciones a Níger, Chad y Camerún, países limítrofes con Nigeria. (AFP/Lagos)