Comienzan a evacuar a civiles en zonas cercadas de Homs

La salida de los ciudadanos se desarrolla en conjunto con la ONU, que ha mandado un equipo al barrio de Al Qarabis para facilitar la operación.

Damasco

La evacuación de los civiles de los barrios asediados de la ciudad de Homs, en el centro de Siria, comenzó hoy en aplicación del acuerdo humanitario alcanzado entre el régimen y los opositores, según la televisión oficial siria.

La cadena explicó que la salida de los ciudadanos se desarrolla en cooperación con la ONU, que ha mandado un equipo al barrio de Al Qarabis para facilitar la salida de los civiles, junto a efectivos del Ejército sirio.

La emisora mostró imágenes de una fila de autobuses que esperaban la llegada de los evacuados para trasladarlos a otros lugares.

A la zona se han desplazado también un gran número de periodistas para cubrir esta evacuación, destacó el corresponsal de la televisión siria, que se encuentra sobre el terreno.

En declaraciones a la agencia de noticias estatal Sana, el gobernador de Homs, Talal al Barazi, anunció que se espera que primero salga a pie un grupo de 200 civiles del barrio de Yuret al Shiah en dirección al distrito de Al Mimas.

Según medios oficiales, el casco viejo de Homs lleva asediado desde hace seis meses, cuando "grupos armados terroristas" se infiltraron en él.

Los activistas, sin embargo, aseguran que el cerco del régimen a los barrios en manos de los rebeldes en la parte antigua de la ciudad dura ya más de 18 meses.

Se desconoce el número exacto de civiles que quedan allí y que han estado sobreviviendo sin apenas comida y medicinas.

La ONU reveló ayer que el Gobierno y los rebeldes habían alcanzado un acuerdo para la salida de los ciudadanos y aseguró que la ayuda humanitaria estaba lista para su distribución en esa zona.

Esta evacuación fue anunciada durante la primera ronda de la conferencia de paz de Ginebra, entre los pasados 22 y 31 de enero, donde se sentaron por primera vez en la misma mesa representantes del régimen y la oposición, con la mediación del enviado de la ONU y de la Liga Árabe, Lajdar Brahimi.