Combatientes kurdos logran recuperar terreno de EI en Kobane

Los milicianos kurdos sirios atribuyeron sus avances a la artillería de los kurdos iraquíes, mientras recuperaban también seis poblaciones cercanas a la frontera turca.
Un avión de la coalición vuela sobre Kobane, visto desde la ciudad fronteriza de Mursitpinar, en la provincia de Sanliurfa
Un avión de la coalición vuela sobre Kobane, visto desde la ciudad fronteriza de Mursitpinar, en la provincia de Sanliurfa (AFP)

Kobane, Washington

Los combatientes kurdos sirios de Kobane aseguraron haber recuperado terreno a las afueras de la ciudad siria gracias a la ayuda de los ataques de artillería lanzados por los soldados kurdos iraquíes (peshmerga) contra los yihadistas de Estado Islámico (EI).

"Con la ayuda de la artillería de los peshmerga nuestros combatientes lograron recuperar tres pequeñas poblaciones en el sector occidental de Kobane", dijo a dpa el oficial kurdo Idris Nasan. También el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó de un avance de las fuerzas kurdas en la parte oeste de Kobane.

A finales de la semana pasada, unos 150 combatientes peshmerga del norte de Irak llegaron a Kobane con armamento pesado para ayudar a los kurdos de la ciudad siria a luchar contra EI. También Estados Unidos y sus aliados bombardean desde hace días las posiciones de EI en Kobane.

El grupo yihadista intenta hacerse desde hace semanas con la ciudad, habitada sobre todo por kurdos y situada junto a la frontera de Siria con Turquía. El EI ya controla la zona que rodea Kobane y ataca esta ciudad desde tres frentes.

La conquista de Kobane supondría un gran éxito simbólico para EI, ya que implicaría que ni siquiera el apoyo internacional a los kurdos fue capaz de frenar su avance. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos también reportó éxitos de los combatientes kurdos a unos 180 kilómetros al este de Kobane. Según estas informaciones habrían recuperado el control de seis poblaciones cercanas a Ras al Ain, en la frontera con Turquía.

A pesar de ello, un análisis del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) de Washington apunta que las capacidades de ataque de EI no se vieron muy debilitadas hasta el momento. El ISW advierte además que la supervivencia de los rebeldes moderados sirios está amenazada tras las derrotas que estos sufrieron contra el Frente Al Nusra, cercano a Al Qaeda.

En declaraciones a la CNN, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, advirtió que EI está marchando hacia Alepo y llamó a rescatar lugares como esa ciudad. Los combates entre el Ejército sirio y los rebeldes deben cesar allí para combatir a Estado Islámico, afirmó.

Parte de Alepo está bajo control de opositores sirios moderados, que se están viendo muy presionados por las tropas del gobierno de Bashar al Asad. El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, pidió el martes apoyo para la oposición siria en Alepo.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, el Estado Islámico decapitó a 17 personas en tres días en Siria. Las víctimas serían sobre todo seguidores del régimen sirio de Al Asad, aseguró el grupo.

Al menos en un caso, la decapitación se habría producido debido al distanciamiento de la víctima del Islam. Estas ejecucione tuvieron lugar en la ciudad de Dair as Saur o sus inmediaciones, en el este del país, zona que se encuentra bajo el poder de EI.

En tanto, al menos trece niños murieron en un ataque con granadas de mortero del Ejército sirio contra un bastión rebelde al noeste de Damasco. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos reportó hoy que la cifra de víctimas fatales en Al Kabun podría seguir subiendo, ya que hay muchos heridos graves. Según la red opositora Sham, pesadas granadas de mortero impactaron en una escuela.

Por otro lado, según el diario Times, el Reino Unido enviará oficiales a Bagdad con el objetivo de formar a soldados iraquíes para luchar contra Estado Islámico. Los oficiales británicos entrenarán junto a otros estadounidenses a las fuerzas iraquíes, apuntó el periódico británico.

Ataques aéreos

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos participaron en catorce ataques aéreos contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria en los últimos tres días, informó hoy el Mando Central (CENTCOM) del país norteamericano.

Estados Unidos lanzó en Siria tres ataques cerca de la ciudad de Kobani que dañaron una pequeña unidad del grupo yihadista, dos posiciones de combate y un camión, indicó el CENTCOM en un comunicado.

El cuarto ataque aéreo, al norte de la zona montañosa de Sinjar, destrozó un puesto de combate desde el que los yihadistas efectúan ataques con mortero. En estos ataques en territorio sirio participaron también Barein, Jordania, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos.

Por otra parte, en Irak lanzó una decena de ataques aéreos junto con miembros de la coalición internacional en los que intervinieron aviones de combate y aeronaves pilotadas a control remoto.

Uno de los ataques, cerca de Mosul, destruyó varios edificios ocupados por miembros del Estados Islámico, incluido uno en el que los yihadistas fabricaban explosivos de fabricación casera.

Otros tres ataques cerca de Bayji impactaron en dos pequeñas unidades del EI, destrozó un vehículo, un búnker y piezas de artillería antiaérea. En otro ataque cerca de Faluya, resultaron afectados una pequeña unidad del EI y otro vehículo del grupo yihadista.

Tres ataques en las proximidades de Ramadi dañaron otro vehículo del EI y destrozaron un puesto de carreteras controlado por los yihadistas. Dos ataques en el norte de Sinjar, en el kurdistán iraquí, afectaron a otra pequeña unidad del EI y un vehículo blindado.

En estas operaciones en territorio iraquí participaron, junto a EU, Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Holanda y Reino Unido. "La destrucción de objetivos del EI en Irak y Siria limita aún más la capacidad del grupo terrorista para diseñar y llevar a cabo operaciones", indicó el Mando Central en un comunicado.