Combates entre rebeldes y yihadistas dejan 51 muertos en Siria

La ciudad de Bukamarl, en la frontera con Irak, fue el escenario de la lucha entre dos grupos de ex aliados, el Estado Islámico en Irak y Levante y el Frente al Nosra y sus aliados, hoy feroces ...
Restos de vehículos tras la explosión de un coche bomba en Homs
Restos de vehículos tras la explosión de un coche bomba en Homs (EFE)

Beirut, El Cairo

Al menos 51 yihadistas y combatientes islamistas sirios murieron hoy en combates cerca de la frontera con Irak, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Los enfrentamientos se iniciaron cuando el Estado Islámico en Irak y Levante (EIIL) asaltó las posiciones del Frente al Nosra, rama siria de Al Qaeda, y de sus aliados.

La ciudad de Bukamal fue el escenario de esa lucha entre estos ex aliados, ahora encarnizados enemigos, que combaten a su vez al régimen del presidente Bashar al Asad. El EIIL había sido expulsado de Bukamal a principios de año, y con este ataque la organización intentó recuperar sus posiciones. Además del medio centenar de muertos, los cuerpos de otros diez combatientes, aparentemente ejecutados por el EIIL, fueron hallados cerca de la ciudad.

Los choques forman parte del intento del EIIL de tomar el control de Deir el Zur, de donde tuvo que retirarse el pasado febrero tras una ofensiva de otras fuerzas rebeldes. Para EIIL, es de vital interés controlar las vías de acceso a Deir al Zur por su vecindad con la provincia iraquí de Al Anbar, su principal bastión en Irak.

Los combates provocaron la alerta de fuerzas iraquíes en la frontera. El punto fronterizo sigue en manos del principal grupo rebelde, el Ejército Sirio Libre, según un jefe rebelde y un reportero de la AFP en el lado iraquí. "Seguimos controlando el puesto fronterizo con Irak. El EIIL atacó nuestras posiciones en Bukamal y ha habido combates desde el miércoles en tres sectores a 15 km del centro de la ciudad. Los enfrentamientos continúan hoy", afirmó a la AFP el capitán rebelde Abu Hasan, del Ejército Sirio Libre (ASL).

Situada en la provincia de Deir Ezor, la ciudad de Bukamal, que contaba con 70 mil habitantes antes de la revuelta, cayó en manos de la rebelión en noviembre de 2012 tras varios intentos del régimen de apoderarse de ella. El EIIL había sido expulsado de esta provincia el 10 de febrero de 2014.

El Observatorio explicó que al menos 29 de los fallecidos pertenecían al Frente al Nusra y sus grupos aliados, algunos de los cuales fueron ejecutados por yihadistas del EIIL. Según este grupo de derechos humanos, los enfrentamientos continúan en el norte de Al Bukamal, mientras que combatientes tribales afines al Estado Islámico de Irak y de Levante han tomado el control de las poblaciones cercanas de Al Tayana y Al Diban.

Desde el pasado 3 de enero, el norte de Siria es escenario de combates entre el EIIL y otros grupos insurgentes islamistas, entre ellos el Frente al Nosra, que quieren expulsar a los primeros del país porque creen que han cometido violaciones contra el pueblo sirio. Estas organizaciones yihadistas están enfrentadas hasta el punto de que el mismo líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, ha tenido que intervenir para dejar claro que el Frente al Nosra es la filial de su grupo en el territorio sirio y para delimitar la acción del EIIL a Irak, lo que ha sido desobedecido por esta facción.

También se registraron enfrentamientos entre rebeldes y fuerzas gubernamentales en los alrededores del aeropuerto de Deir al Zur, según activistas. Por otro lado, el Observatorio elevó hoy a 40 los fallecidos en varios incidentes ayer en la ciudad de Homs, en el centro del país. Más de la mitad de las víctimas mortales se registraron por la explosión de dos coches bomba en el distrito de Karm al Luz, de mayoría alauíta, secta a la que pertenece el presidente sirio, Bashar al Asad.

Otros catorce civiles, entre ellos niños y mujeres, murieron en la avenida Sesenta de Homs por disparos de desconocidos, que se cree pertenecen a una milicia progubernamental alauíta. Más de 150 mil personas han perdido la vida desde el inicio del conflicto en Siria en marzo de 2011, según las últimas cifras del Observatorio.