Colombia inicia proceso de paz con el ELN

El gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional, la segunda guerrilla más grande del país, instalarán una mesa de trabajo en Ecuador para discutir un acuerdo de paz.
El gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional anunciaron, en Caracas, el inicio del proceso de paz.
El gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional anunciaron, en Caracas, el inicio del proceso de paz. (AFP)

Bogotá, Colombia

El gobierno colombiano y la guerrilla del ELN anunciaron en Caracas el inicio de un proceso de paz, para lo cual instalarán una mesa de negociaciones en Ecuador.

Las partes "han convenido instalar una mesa pública de conversaciones para abordar los puntos que se establecen en la agenda, con el fin de suscribir un acuerdo final para terminar el conflicto armado y acordar transformaciones en búsqueda de una Colombia en paz y equidad", señaló una declaración leída por los jefes de las delegaciones: Frank Pearl, por parte del gobierno, y Antonio García, por el ELN.

Dicha mesa será establecida en Ecuador, mientras que las sesiones de diálogo se realizarán además en Venezuela, Chile, Brasil y Cuba, que junto con Noruega serán los "garantes" del proceso, añade el acuerdo suscrito por Pearl y García en la cancillería venezolana.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos y el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista) -segundo grupo rebelde colombiano después de las FARC- también convinieron que las conversaciones serán "directas e ininterrumpidas" y ejecutar con la mayor celeridad y rigurosidad la agenda de seis puntos.

Esas temáticas son: participación de la sociedad en la construcción de la paz, democracia para la paz, transformaciones para la paz, víctimas, fin del conflicto armado e implementación de los acuerdos.

En la declaración, las partes subrayan que el objetivo es "erradicar la violencia de la política, ubicando en el centro el tratamiento a la situación de las víctimas y avanzar hacia la reconciliación nacional mediante la activa participación de la sociedad en la construcción de la paz estable y duradera".

Las partes mantenían contactos exploratorios desde hace más de dos años, pero no habían logrado ponerse de acuerdo sobre la agenda de negociación y la logística para el proceso, precisó la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

"Se acabó la fase exploratoria y se acordó iniciar una negociación formal", precisó la fuente, quien sostuvo que el diálogo sería independiente al que sostiene el gobierno desde hace más de tres años en La Habana con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayor guerrilla del país.

El conflicto armado con los dos grupos rebeldes ha dejado más de 220 mil muertos, millones de desplazados e impide un mejor desempeño a la cuarta economía de América Latina.

El ELN, que nació en 1964 inspirado por la Revolución Cubana y tuvo en sus filas a sacerdotes católicos radicales que se sumaron a la lucha por imponer un sistema socialista, ya había tenido acercamientos con gobiernos en el 2002 y el 2007 para superar el conflicto, pero éstos no prosperaron.

Actualmente esta guerrilla, acusada de financiarse con secuestros, minería ilegal, la extorsión a multinacionales petroleras y mineras y con el narcotráfico, todavía se enfrenta con las Fuerzas Armadas en las selvas colombianas y lanza ataques contra la infraestructura productiva.

A diferencia de las FARC, los principales comandantes del ELN, que cuenta con menos de 2 mil combatientes, han sobrevivido a una ofensiva militar y permanecen en la clandestinidad.