Santos pide un esfuerzo para pactar cese el fuego con FARC

El gobierno de Colombia aspira a concluir, esta semana, el acuerdo con la guerrilla para un cese el fuego bilateral y definitivo luego de casi cuatro años de negociaciones en Cuba.
"Le ruego a Dios que nos de fuerza para terminar estos acuerdos esta misma semana", dijo el presidente colombiano.
"Le ruego a Dios que nos de fuerza para terminar estos acuerdos esta misma semana", dijo el presidente colombiano. (Reuters)

Bogotá

El gobierno de Colombia aspira a concluir esta semana en La Habana, Cuba, el acuerdo con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para un cese el fuego bilateral y definitivo que marque el silencio de los fusiles y el fin del conflicto más antiguo de América Latina, dijo este martes el presidente Juan Manuel Santos.

Las partes están en la recta final de una negociación de paz que inició a finales del 2012 para poner fin a una guerra armada interna de más de medio siglo que ha dejado unos 220 mil muertos y millones de desplazados.

"Lo que estamos haciendo en La Habana es silenciar los fusiles, es terminar el conflicto, y estamos muy cerca. Yo le ruego a Dios que nos de esa fuerza para terminar estos acuerdos ojalá esta misma semana, porque estamos a punto ya de lograr esos acuerdos", dijo Santos en un acto de gobierno.

"Si los negociadores hacen un último esfuerzo para lograr terminar ese punto definitivo que es el cese al fuego, y el cese de hostilidades, habremos dado un paso fundamental en la consecución de esa paz", precisó.

Fuentes del gobierno aseguraron que la firma del cese bilateral y definitivo al fuego, si las partes cierran algunos puntos pendientes, podría realizarse este jueves o viernes en La Habana, en un acto al que asistiría Santos y el máximo comandante de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko".

El acuerdo, que establecería un cronograma para la ubicación de los guerrilleros en zonas especiales y la dejación de las armas, comenzaría a cumplirse después de que se cierre y firme el acuerdo definitivo de paz, que de acuerdo con Santos podría ser el próximo 20 de julio.

Pese al optimismo de Santos, el máximo líder de las FARC se mostró cauteloso después de que las partes incumplieron la fecha del 23 de marzo que habían acordado para cerrar la negociación.

"La práctica ha demostrado que fijar fechas le hace daño al proceso, más cuando no es un acuerdo (...) aunque avanzamos, aún falta pelo pal moño", escribió Londoño en su cuenta de Twitter.

Después del acuerdo del cese bilateral del fuego, quedaría pendiente el mecanismo de refrendación del pacto, que podría ser un plebiscito.

Las FARC mantienen desde hace más de 11 meses un cese unilateral del fuego, mientras que el gobierno suspendió los bombardeos aéreos a los campamentos rebeldes, decisiones que permitieron una reducción significativa de los combates, de las víctimas y de los ataques a la infraestructura económica.