Suspenden destitución de alcalde de Bogotá

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca suspendió el proceso que inhabilitaría a Gustavo Petro por 15 años al fallar a favor de dos medidas de amparo.
El depuesto alcalde Gustavo Petro.
Gustavo Petro fue destituido el 9 de diciembre, pero la sentencia aún no se había hecho efectiva. (AFP)

Bogotá

El Tribunal administrativo de Cundinamarca suspendió hoy de forma transitoria el proceso de destitución e inhabilidad por quince años del alcalde de Bogotá, el izquierdista Gustavo Petro, al fallar en favor de dos medidas de amparo, indicó Luis Eduardo Parra, abogado Petro.

"El tribunal ha emitido dos fallos en los que determina que la destitución ordenada por la Procuraduría (ente de control disciplinario de los funcionarios públicos) vulnera los derechos políticos de los ciudadanos y del alcalde. Es una excelente noticia", dijo Parra.

El abogado explicó que el tribunal decidió sobre el fondo de dos medidas de amparo diferentes. En una de ellas determinó que la sanción de la Procuraduría vulneraba los derechos políticos de los ciudadanos y el alcalde, y en la otra que la Procuraduría no tiene competencia para decidir la destitución.

"Obviamente, la Procuraduría va a apelar, y el caso se resolverá en segunda instancia, en el Consejo de Estado", señaló Parra.

El Consejo de Estado es la máxima instancia de justicia administrativa en Colombia.

Petro, un exguerrillero y economista de 53 años, fue elegido para gobernar Bogotá de 2012 a 2016. Sin embargo, la Procuraduría, le sancionó el pasado 9 de diciembre con destitución e inhabilitación por 15 años, en un caso de dolo en el manejo del sistema de recolección de basura.

Según la Procuraduría, Petro "cometió tres faltas disciplinarias gravísimas", dos de ellas a título de dolo, al modificar a fines de 2012 el sistema de recolección de basura, que pasó de ser una concesión adjudicada a compañías privadas a estar manejado por la empresa pública de aguas.

El alcalde llevó su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero este organismo aún no se ha pronunciado.

En paralelo al proceso de destitución, hay convocado para el próximo 2 de marzo un referéndum revocatorio del mandato de Petro, que el propio alcalde ha presentado como la mejor solución a su caso.

La alcaldía de Bogotá es el cargo de elección popular más importante en Colombia después de la Presidencia.