Colaborador suizo de la Cruz Roja muere en bombardeo de Donetsk

Laurent Du Pasquier, de 38 años, era administrador en las oficinas del CICR, en el centro del bastión de los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, donde la violencia sigue a pesar de la ...
Un miliciano del batallón pro-ucraniano Santa María sostiene un lanzagranadas durante un ejercicio militar cerca de Mariupol
Un miliciano del batallón pro-ucraniano Santa María sostiene un lanzagranadas durante un ejercicio militar cerca de Mariupol (AFP)

Donetsk

Un colaborador suizo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) murió hoy en un bombardeo del centro de Donetsk, bastión de los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, donde volvió la violencia después de la tregua suscrita a primeros de septiembre.

Un reportero de la AFP pudo ver el cuerpo del hombre tendido boca abajo en medio de un charco de sangre, a la entrada de un edificio que alberga las oficinas del CICR. Laurent DuPasquier, de 38 años, era administrador en las oficinas del Comité Internacional de la Cruz Roja en la ciudad, indicó el CICR en un comunicado emitido en Ginebra.

Empleado desde hace más de cinco años, este colaborador, que realizó misiones en Pakistán, Yemen, Haití, Egipto y Papuasia Nueva Guinea, llegó a Ucrania hace seis semanas. "Estamos profundamente conmocionados por esta pérdida trágica", declaró Dominik Stillhart, director de operaciones, citado en el comunicado que precisó que los restantes colaboradores se encontraban en lugar seguro.

La violencia estalló hoy en Donetsk con un ataque de los separatistas contra el aeropuerto y un primer bombardeo del centro de la ciudad desde el inicio de la tregua hace un mes.

En el frente energético, la reunión prevista entre Rusia, Ucrania y la Unión Europea para intentar solucionar el conflicto sobre el gas ruso se aplazó, ya que Kiev no estaba dispuesto a aceptar un compromiso con Moscú mientras no se respetara el acuerdo de paz en el este del país.

En el centro de Donetsk se registraron fuertes explosiones a las 18:00 (15:00 hora GMT). El ayuntamiento precisó que los bombardeos alcanzaron un centro comercial y costaron la vida al colaborador del CICR.

Tras lanzar varios ataques con tanques durante la mañana contra el aeropuerto de la ciudad en manos del ejército, los separatistas dispararon durante la tarde contra posiciones gubernamentales, según Kiev. Una espesa nube proveniente del aeropuerto cubría gran parte de la ciudad de Donetsk.

"Ayer [miércoles], tropas [insurgentes] entraron en las terminales del aeropuerto, pero no podemos confirmar si todavía están adentro o si salieron del lugar", indicó a la AFP una portavoz separatista.

En un puesto situado a dos kilómetros de las instalaciones aeroportuarias, separatistas prorrusos dijeron a la AFP que controlaban el "90% de la terminal" y que los soldados ucranianos parecían moverse hacia el norte.

A pesar de dos acuerdos de alto el fuego en Minsk los días 5 y 20 de septiembre, los combates dejaron diez muertos el miércoles en un barrio de Donetsk, a unos 4 km del aeropuerto, tras la caída de proyectiles sobre una parada de autobús y una escuela.

Los separatistas acusaron al ejército ucraniano, que controla el aeropuerto, de haber lanzado esos disparos. Amnistía Internacional hizo acusaciones similares, considerando sin embargo que los insurgentes que "colocan blancos militares en las zonas residenciales" debían "compartir la responsabilidad".

Desde el inicio de la tregua, murieron unos 70 soldados ucranianos y civiles, según un recuento de la AFP. Para la UE, que mostró su preocupación por la "intensificación" de los combates, "un alto el fuego duradero es clave para el éxito de los actuales esfuerzos por alcanzar una solución política, basada en el respeto de la integridad territorial y de la soberanía de Ucrania".

Reunión UE-Ucrania-Rusia aplazada

El ministro ucraniano de Energía, Yuri Prodan, tenía previsto viajar este jueves a Bruselas para conversaciones con la UE, que teme cortes de gas en los 28 países miembros maxime cuando se aproxima el invierno, si Moscú no reanuda sus entregas de gas a Ucrania, cortadas en junio.

Sin embargo, la reunión a tres bandas con Rusia no tendrá lugar "antes de este fin de semana", indicó a la AFP una fuente europea. Por el momento, Ucrania no puede dar su visto bueno a la propuesta de solución abordada en la anterior reunión, el 26 de septiembre en Berlín, confió una fuente europea conocedora del caso.

"No sirve de nada que venga Alexandre Novak [ministro ruso de Energía] a Bruselas", ya que el objetivo de la reunión es "cerrar un acuerdo, no negociar", aseguró a la AFP.

Durante la presentación el viernes de un "acuerdo provisional", que deben aprobar ambos gobiernos, el comisario saliente de Energía, Günther Öttinger, explicó que a cambio del pago de 3,100 millones de dólares antes de finales de año por parte de Kiev, el gigante ruso Gazprom suministraría al menos cinco mil millones de metros cúbicos de gas a Ucrania.

Rusia abastece el 30% de las importaciones europeas de gas, la mitad de las cuales transita por Ucrania. Moscú estima que Kiev le debe 5,300 millones de dólares en retrasos y amenaza a la UE con cortar el suministro, si algunos de sus países miembros continúan vendiendo gas ruso a Ucrania.