Hamás anuncia que no prolonga la tregua

El movimiento islamista justificó la ruptura del alto el fuego en que Israel se niega a acceder a sus demandas, mientras varios proyectiles lanzados desde la Franja de Gaza estallaron en suelo ...
Miembros del Comité Hondureño en Solidaridad con el Pueblo Palestino mantienen una vigilia ante la embajada de EU en Tegucigalpa
Miembros del Comité Hondureño en Solidaridad con el Pueblo Palestino mantienen una vigilia ante la embajada de EU en Tegucigalpa (AFP)

Gaza

El movimiento islamista palestino Hamás, que controla la Franja de Gaza, anunció este viernes en El Cairo que no prolongará la tregua vigente en el enclave desde hace tres días porque Israel se niega a acceder a sus demandas. El alto el fuego expira oficialmente a las 05:00 hora GMT pero el ejército israelí anunció que dos cohetes impactaron en el sur de Israel lanzados desde Gaza tres horas antes de cumplirse la hora.

Los negociadores palestinos en El Cairo todavía sopesaban una ampliación de 72 horas de la tregua con Israel, propuesta por Egipto, y anunciarán su decisión antes de que expire el alto el fuego, indicó un miembro de la delegación a la AFP. Israelíes y palestinos mantenían en El Cairo unas negociaciones extremadamente complicadas, con mediación de Egipto, para que el cese el fuego que concluye este viernes a las 08:00 hora local (05:00 GMT) se convierta en una tregua duradera.

"No estoy seguro de que la batalla haya terminado", dijo hoy el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a la cadena estadunidense Fox News. "Todo depende de si quieren continuar esta batalla. Yo pienso que debemos encontrar una solución pacífica, si se puede", declaró, y aseguró que Israel no tiene "nada contra la gente de Gaza" y quiere ayudar a que se desembarace de la "tiranía espantosa" de Hamás.

A pocas horas de que expire la tregua, el brazo armado de Hamás, la organización islamista que controla la Franja de Gaza, hizo un llamado desde Gaza a la delegación palestina en El Cairo a "no aceptar un alto el fuego si no obtiene satisfacción sobre las demandas de nuestro pueblo", y dijo estar "dispuesto a lanzarse de nuevo a la batalla".

El portavoz de las brigadas Al Qasam, Abu Obaida, puso como primera exigencia de su organización la construcción de un puerto marítimo. Exigió también "un fin real de la agresión (israelí) y un verdadero levantamiento del asedio". Las brigadas y la delegación en El Cairo "libran la misma batalla y se completan", dijo a la AFP desde El Cairo Izat el Rishq, uno de los miembros de la delegación y uno de los dirigentes en exilio del Hamas.

Previamente, responsables palestinos dejaron filtrar amenazas, pero bajo condición de anonimato, sin que sea posible determinar si reflejan la realidad de la negociación o si son maniobras públicas. "Si Israel sigue ganando tiempo, no prolongaremos el cese el fuego", declaró a la AFP un miembro de la delegación palestina en El Cairo, bajo condición de anonimato. Por su parte, los israelíes se mostraban extremadamente discretos.

Israel, deseoso de dictar sus términos en las negociaciones para no parecer que cede a las reivindicaciones de Hamas, tomó la delantera el miércoles por la noche y anunció que está dispuesto a prolongar la tregua de forma ilimitada, pero sin ninguna condición.En una muestra evidente de que las discusiones seguían, la delegación israelí enviada al El Cairo regresó a Tel Aviv el jueves, probablemente para tomar instrucciones, pero regresó a la capital egipcia por la tarde, indicó un responsable.

Los egipcios se iban a reunir con los palestinos esta noche. Posteriormente, los palestinos debían reunirse entre ellos a lo largo de la noche para tomar una decisión, según informaciones recogidas en El Cairo. A primera vista, las exigencias de israelíes y palestinos son irreconciliables, pero tienen sobre sus hombros la presión de un terrible balance humano.

La operación israelí Barrera Protectora lanzada el 8 de julio dejó 1,890 palestinos muertos, entre ellos 430 menores, según el ministerio palestino de Salud. Según UNICEF, un 73% de las víctimas son civiles. Por parte israelí, perdieron la vida 64 soldados y tres civiles. La guerra pulverizó también la economía, de por sí debilitada, de la Franja de Gaza, un pequeño territorio de 360 km2 en el que 1.8 millones de personas intentan sobrevivir al bloqueo impuesto por Israel.

A pesar de la amenaza de expiración de la tregua, la vida de los gazatíes retomó desde el martes en un ambiente de normalidad con atascos y tiendas abiertas. Pero, el panorama de personas en refugios improvisados entre las ruinas de sus casas recordaba las semanas de conflicto. Esta tarde, cientos de palestinos salieron a las callas, respondiendo a un llamado del Hamas, para reivindicar la victoria militar.

"Nos hemos llevado la victoria en el campo de batalla y, con el permiso de Dios, vamos a ganar en la arena política", dijo desde una tribuna el diputado Mushir al Masri. "Resistencia, resistencia, resistencia", coreó la multitud en respuesta. La víspera de esta jornada crucial, el presidente estadounidense, Barack Obama, exhortó a los negociadores israelíes y palestinos a alcanzar una tregua duradera.

Asimismo, Obama presionó implícitamente a su aliado Israel a aceptar el levantamiento de un bloqueo impuesto desde 2006 a este superpoblado enclave palestino de 362 km2. Gaza no puede "mantenerse permanentemente cerrada al mundo", aseguró.

Los palestinos que viven en el territorio controlado por Hamas necesitan "esperanza", dijo el mandatario estadunidense. Debe haber "un reconocimiento por el hecho de que Gaza no puede satisfacer sus necesidades por estar cortada del mundo, incapaz de dar una oportunidad, empleos, o crecimiento de su población", añadió.

Para los europeos, es también vital ofrecer una perspectiva económica a Gaza, pero también consolidar a la Autoridad Palestina y debilitar a las fuerzas extremista, entre ellas el Hamás, señaló una fuente diplomática. Alemanes, británicos y franceses presentaron el miércoles una iniciativa para que las fuerzas de la Autoridad Palestina se hagan cargo de las fronteras en Gaza, donde impedirían la construcción de nuevos túneles y la entrada de armas, según una fuente diplomática.

Los puestos fronterizos hacia Egipto e Israel se abrirían de nuevo, quizás progresivamente, y se construiría un nuevo puerto en Gaza. Un ex portavoz de Hamás, Ayman Taha, apareció muerto este jueves en un barrio de Gaza violentamente bombardeado por Israel, "en un piso donde se encontraba con otras personas", según precisó el movimiento en un comunicado.