Coche bomba mata a ocho rebeldes en el norte de Siria

El vehículo estalló la pasada medianoche en una posición de los insurgentes entre los pueblos de Hamdan y de Zardana, en la provincia septentrional de Idleb, fronteriza con Turquía.

Beirut

Al menos ocho rebeldes islamistas murieron y otros quince resultaron heridos en un atentado con coche bomba perpetrado anoche, supuestamente por el Estado Islámico de Irak y del Levante, vinculado a Al Qaeda, en el norte de Siria, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El vehículo estalló la pasada medianoche en una posición de los insurgentes entre los pueblos de Hamdan y de Zardana, en la provincia septentrional de Idleb, fronteriza con Turquía.

La ONG no descartó que el número de víctimas mortales pueda aumentar debido a la gravedad de algunos de los heridos.

Desde el pasado día 3, el norte de Siria es escenario de enfrentamientos entre los yihadistas y los combatientes de otras facciones rebeldes, que dejan ya más de 700 muertos.

Anoche, el Frente Islámico, la mayor alianza opositora islamista del país, que también participa en los combates contra los extremistas, emitió un comunicado en el que da un ultimátum al Estado Islámico para que "detenga las violaciones, libere a los prisioneros y entregue las armas".