Estados Unidos pide extender lucha contra EI a internet

Los yihadistas tienen presencia en las redes sociales, las cuales se han convertido en un importante medio de reclutamiento para atraer a jóvenes extranjeros.
En 2014 el uso del correo electrónico ocupó el primer lugar.
El Estado Islámico recluta a jóvenes occidentales a través de propaganda en Internet. (Especial )

Kuwait

Washington pidió que la batalla contra el grupo Estado Islámico (EI) se extienda a internet, mientras los miembros de la coalición internacional se reunían para debatir formas de detener la propaganda yihadista en la red.

El general estadounidense retirado John Allen aseguró, en el encuentro celebrado en la ciudad de Kuwait, que el EI está promoviendo su "horrible tipo de guerra" en internet, donde "recluta y pervierte a inocentes".

"Solo cuando compitamos con la presencia del EI en la red, cuando neguemos la legitimidad del mensaje que manda a los jóvenes (...) solo entonces habremos vencido realmente al EI", dijo Allen.

Allen, que coordina la campaña militar de la coalición internacional contra los yihadistas, se reunía con representantes de los demás países de la alianza incluidos Bahréin, Reino Unido, Egipto, Francia, Irak, Jordania, Líbano, Omán, Catar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

El EI, que conquistó numerosos territorios en Siria e Irak y proclamó en ellos un califato, cuida mucho su presencia en la red, publicando numerosos vídeos de propaganda y su propia revista.

Algunos de los vídeos muestran imágenes de gran brutalidad, incluidas las decapitaciones de dos periodistas estadounidenses y dos cooperantes británicos.

Los yihadistas también están muy presentes en las redes sociales, que se han convertido en un importante medio de reclutamiento para atraer a jóvenes extranjeros.

Los gobiernos occidentales están preocupados por el creciente número de europeos y estadounidenses que han viajado a Siria para luchar en las filas de los yihadistas.

También inquieta el efecto de la propaganda sobre jóvenes musulmanes que viven en Occidente y a los que los yihadistas animan a atentar contra objetivos de sus países.