Coalición de organizaciones latinas apela al voto hispano en EU

Bajo el lema "Nuestro voto, nuestro futuro", nueve grupos unieron fuerzas con el apoyo de las nuevas tecnologías y confian en que el "efecto Trump" movilice al electorado en las primarias.
La líder de la organización Consejo Nacional de la Raza, Janet Murguia, anuncia el inicio de la campaña por el voto latino, hoy en Washington
La líder de la organización Consejo Nacional de la Raza, Janet Murguia, anuncia el inicio de la campaña por el voto latino, hoy en Washington (EFE)

Washington

Una coalición nacional de nueve organizaciones latinas, como MALDEF, LULAC o Mi familia vota, unió hoy fuerzas en una campaña que, mediante las nuevas tecnologías, anima al voto hispano en las elecciones primarias de Estados Unidos, a pocos días de los caucus (asambleas populares) en el estado de Nevada, donde el electorado latino es clave.

Los diferentes grupos aunarán recursos económicos y humanos en un proyecto que contempla el corto y medio plazo, con los caucus de Nevada, seguidos por la elección presidencial de noviembre y, a largo plazo, se propone mantener la participación activa de los latinos en política.

Una aplicación móvil facilitará el proceso burocrático de las inscripciones en el censo de los votantes, y con el uso de las redes sociales se animará a la participación del electorado más joven, anunció la coalición en el Club Nacional de Prensa de Washington.

Doce millones de latinos sin registrarse

Los latinos serán cruciales en los comicios de noviembre para elegir al sucesor de Barack Obama. Aunque unos 28 millones de latinos son elegibles para votar en 2016, unos doce millones no están registrados. Pero para la presidenta de Voto Latino, María Teresa Kumar, "es una oportunidad".

La nueva campaña está enfocada en ampliar el electorado latino pero también convencer a los electores de efectivamente ir a votar. Aunque los latinos ocupan un récord de 11.9% del total de votantes, solo la mitad acudió a votar en las presidenciales de 2008 y 2012, comparado con dos tercios entre blancos no hispanos y negros.

Y por primera vez dirigirán esfuerzos para movilizar el voto durante las primarias -de febrero a junio-, especialmente en estados del sur y oeste como Nevada, donde se concentra una importante población latina.

Bajo el lema "Nuestro voto, nuestro futuro", las nueve organizaciones aunarán recursos económicos y humanos en un proyecto que contempla el corto y medio plazo, con los caucus de Nevada como primera cita, seguidos por la elección presidencial de noviembre y, a largo plazo, se propone mantener la participación activa de latinos en política.

Los demócratas y los republicanos celebrarán el 20 y el 23 de febrero, respectivamente, los caucus de Nevada. Con una población latina total de 790,038 personas, sobre un conjunto de 2'839,099, los caucus de ese estado son los primeros en los que los hispanos pueden jugar un papel clave.

El 55 % de los latinos registrados para votar son demócratas, frente al 17 % que se declaran republicanos, según un sondeo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO) publicado hoy.

En plena campaña electoral, en la que la inmigración es uno de los temas del discurso de los aspirantes a la Presidencia, "el camino hacia la Casa Blanca pasa por las comunidades latinas", repitieron los líderes de las diferentes organizaciones.

"Los latinos se están fijando en lo que dicen los candidatos. No se les va a olvidar quién ha dicho que somos violadores, que somos asesinos", dijo el director de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO), Arturo Vargas.

Trump estimula el voto latino

Así, declaraciones como las del precandidato presidencial republicano Donald Trump sobre los inmigrantes, estimulan al voto, según Vargas, quien agregó que "un candidato arriesga mucho en estimular ese coraje entre el electorado latino".

Aunque se cuidan de no mencionar su nombre, los activistas apuestan a que el magnate que llamó "violadores" a los mexicanos indocumentados y promueve su deportación, despertará suficiente indignación entre los latinos para llevarlos en más número a las urnas.

Trump, que lidera la carrera por la nominación del partido Republicano, está haciendo un "trabajo increíble para vigorizar y movilizar nuestra comunidad", dijo Cristóbal Alex, de Latino Victory.

Los activistas esperan que el efecto de Trump supere al ex gobernador de California, Pete Wilson, en los noventa, y más recientemente del polémico alguacil del condado de Maricopa en Arizona (suroeste), Joe Arpaio, cuyas propuestas contra inmigrantes indocumentados movilizaron una aplastante contraofensiva de los hispanos para derrotarlas.

"Irónicamente, quizás ese candidato será uno de los mayores movilizadores del voto latino", señaló Brent Wilkes, de LULAC, la organización más antigua de derechos civiles de hispanos. Pero la virulencia de la candidatura de Trump contra los latinos es, justamente, una razón de peso para que acudan masivamente a las votaciones, aseguran las organizaciones.

"Ésta es la gran pelea que tenemos que ganar porque por primera vez tenemos un candidato que ha desafiado a nuestra comunidad, diciendo específicamente que los 58 millones de latinos que viven en este país no somos tan buenos como el resto", dijo Wilkes. "No podemos aguantar eso, debemos contraatacar", añadió.

Para Arturo Vargas, el hecho de que dos latinos -los senadores Marco Rubio y Ted Cruz, ambos republicanos y de origen cubano- concurran en las primarias para elegir a los aspirantes a la Casa Blanca "demuestra que la comunidad toma fuerza", pero el electorado "se fija más en sus propuestas que en su origen".

"Sabemos de los once millones de indocumentados, pero ¿sabemos que hay también once millones de 'milenials' (jóvenes nacidos entre el año 1980 y el 2000) que podrán votar en estas elecciones y solo tres millones votaron en las últimas elecciones?", apuntó la presidenta de Voto Latino, María Teresa Kumar.

Nueva aplicación móvil

Mediante la nueva aplicación móvil, disponible en español e inglés, se permite el registro del votante, quien evita largas esperas y procesos confusos. No obstante, la presidenta del Consejo Nacional de La Raza, Janet Murguía, recordó que se mantendrán las campañas de contacto personal, con iniciativas de "llamar puerta a puerta" y con reuniones, con tal de "maximizar el alcance".

La participación electoral repercute directamente en "la calidad de vida de las mismas comunidades", señaló el director del Consejo Laboral para el Avance Latinoamericano (LCLAA), Héctor Sánchez, para animar al voto.

El presidente de la Fundación de la Victoria Latina, Cristóbal Alex, destacó además otras cifras: "Viven 58 millones de latinos en EU (...) y cada 30 segundos un latino cumple 18 años". "La demografía no es el destino" pero es imprescindible tomar parte activa en la política, ya que "si no estás en la mesa, estarás en el menú", ironizó Alex.

De los 28 millones de latinos con derecho a voto en Estados Unidos, sólo se prevé que cerca de 13.5 millones acudan a votar en los comicios presidenciales, según un estudio difundido hoy por el Centro de Estudios Latinoamericanos, Caribeños y Latinos (CLACLS) y la cadena de televisión CNN en Español.