Coalición árabe exasperada por "violaciones" de tregua en Yemen

El grupo liderado por Arabia Saudí advirtió que estaba perdiendo la paciencia ante las reiteradas"violaciones" del alto el fuego por los rebeldes hutíes, que la ONU exhortó a respetar.
Un combatiente yemení, junto a una ametralladora durante los combates con los chiitas en Jaadan, al este de Saná
Un combatiente yemení, junto a una ametralladora durante los combates con los chiitas en Jaadan, al este de Saná (AFP)

Saná

La coalición árabe liderada por Arabia Saudí en Yemen advirtió el viernes que estaba perdiendo la paciencia ante las reiteradas "violaciones" por los rebeldes chiitas hutíes de la tregua humanitaria en ese país, que la ONU exhortó a respetar. El alto el fuego, que entró en vigor el martes por cinco días renovables, está destinado a permitir el transporte de ayuda humanitaria a una población carente de todo.

La tregua fue una iniciativa de Arabia Saudí, líder de una coalición árabe que lanzó el 26 de marzo una campaña aérea para tratar de impedir que los rebeldes chiitas se hicieran con el control total de Yemen, país vecino del reino saudí.

La coalición detuvo sus bombardeos, pero acusa a los hutíes --que están apoyados por Irán-- de haber bombardeado a las fuerzas saudíes en regiones fronterizas y de haber llevado a cabo "movimientos de tropas, operaciones militares y ataques con cañones de tanque y obuses contra zonas residenciales en siete provincias, incluida Adén", en el sur de Yemen.

Los rebeldes hutíes "continuaron [el jueves], por segundo día consecutivo, violando la tregua" vigente desde la noche del martes, señaló la coalición en un comunicado. En su comunicado, la coalición asegura que quiere "hacer que funcione la tregua humanitaria" pero "advierte también a los milicianos chiitas y sus aliados que la mesura y el respeto de la tregua no durarán".

Favorecer el diálogo

"Hemos dicho que íbamos a respetar la tregua, a condición de que los hutíes lo hagan. Desgraciadamente no es el caso", dijo el ministro saudí de Exteriores, Adel al Jubeir.

Durante la tarde, el jefe de las milicias hutíes, el general Charaf Loqman, dijo a la agencia oficial Saba, controlada por los rebeldes, que el grupo sigue comprometido con el mantenimiento de la tregua, pero acusó a Riad y a sus aliados de romper el cese el fuego y afirmó haber reportado estos incidentes a la ONU.

Por su parte, el nuevo enviado especial de la ONU, Ismail Ould Cheik Ahmed, al termino de su primera visita a Saná desde su nombramiento en abril, dijo que esta "muy inquieto por las violaciones de la tregua humanitaria".

Ahmed indicó que se había reunido en Saná con dirigentes de partidos políticos y representantes de la sociedad civil, para alentar un "retorno al diálogo entre los yemenitas". En sus declaraciones el funcionario de la ONU también pidió a la coalición que simplifique los controles para la entrada de ayuda humanitaria.

Apoyados por militares fieles al ex presidente yemení Ali Abdalá Saleh, los hutíes lanzaron en julio de 2014 desde su feudo de Saada (norte) una ofensiva que les permitió apoderarse de amplias zonas del centro y el oeste de Yemen, incluida la capital Saná, en enero. Luego se dirigieron hacia Adén, en el sur, obligando al presidente Abd Rabbo Mansur Hadi y la mayoría de sus ministros a hallar refugio en Arabia Saudita.

Conferencia en Riad

Las monarquía del Golfo convocaron una conferencia el domingo para abordar la crisis en Riad, en ausencia de los hutíes que exigen que los diálogos tengan lugar en Yemen. El gobierno yemení en el exilio no ha cesado de denunciar "las injerencias de Irán en Yemen".

Irán, que reconoce que apoya políticamente a los hutíes, siempre ha negado estar entregando armas a los rebeldes. El reino sunita saudí, al lanzar la campaña aérea en Yemen, intenta contrarrestar la influencia en la región de su gran rival chiita iraní. Con motivo de una cumbre en Camp David, Estados Unidos y los países del Golfo denunciaron las "actividades desestabilizadoras de Irán" en Oriente Medio.

Estados Unidos está preparado para ayudar a "disuadir y confrontar una amenaza externa contra la integridad territorial de todo Estado del CCG (Consejo de Cooperación del Golfo)", aseguró el presidente estadunidense Barack Obama.

El conflicto en Yemen ha provocado una grave crisis humanitaria en el país, donde al menos 1,578 personas han muerto y 6,504 resultaron heridas desde el comienzo de los bombardeos, según un balance difundido el miércoles por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Piloto abatido

De otra parte, el cadáver del piloto marroquí cuyo avión de combate se estrelló en Yemen podría haber sido "ubicado", lo que "debería concretar su repatriación", indicaron este viernes de tarde las Fuerzas Armadas reales (FAR).

Uno de los seis F-16 marroquíes que participan en los ataques aéreos de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí contra los hutíes en Yemen se estrelló el domingo pasado en circunstancias que aún no están claras: los rebeldes chiitas afirman haber derribado el avión, en tanto la coalición asegura que se trató de un problema técnico o de un error humano.

Tras varios días de informaciones contradictorias sobre la suerte del joven piloto, las FAR afirmaron que su cuerpo "habría sido ubicado".