Coalición bombardea en Saná y otras ciudades de Yemen

Desde que acabara el pasado martes una tregua para facilitar la entrega de ayuda humanitaria los aviones de la coalición liderada por Arabia Saudita bombardean a los rebeldes chiitas hutíes.
Una columna de humo se eleva de un depósito de armas bajo control de los rebeldes hutíes, bombardeado por la coalición árabe, al este de Saná
Una columna de humo se eleva de un depósito de armas bajo control de los rebeldes hutíes, bombardeado por la coalición árabe, al este de Saná (AFP)

Saná

Los aviones de la coalición liderada por Arabia Saudita bombardearon hoy a los rebeldes chiitas hutíes de Yemen en la capital Saná, Marib, Shabwa y Adén. La coalición, cuya campaña se inició el 26 de marzo, mantiene la presion contra los rebeldes al multiplicar los bombardeos aéreos desde que acabara, el martes, una tregua para facilitar la entrega de ayuda humanitaria.

Al menos 1,037 civiles, entre ellos 234 niños y 130 mujeres, fallecieron desde el inicio de los bombardeos en el país, y 2,453 resultaron heridos, según la portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Cécile Pouilly.

"Es una mañana de terror", declaró a la AFP un habitante de los suburbios del sur de Saná, tras la serie de explosiones provocadas por los bombardeos contra dos campamentos militares. En el norte de la capital, la coalición atacó la academia de la guardia republicana, leal al ex presidente Ali Abdalá Saleh, un aliado de los rebeldes chiitas.

En total, bombardeó diez campamentos o lugares de reunión de los milicianos chiitas y sus aliados en los alrededores de Saná. La coalición apuntó, además, a varias posiciones hutíes en Sarua, en la provincia de Marib (al este de Saná), según varios habitantes, y en Shabwa, al sur, según un responsable local.

Aún no se ha comunicado ningún balance de posibles víctimas de esos bombardeos. En la misma provincia de Shabwa, cinco presuntos miembros del grupo yihadista Al Qaeda murieron en un ataque de dron estadunidense, comunicaron fuentes tribales.

En Adén, la principal ciudad del sur del país, los bombardeos y los combates entre rebeldes y fuerzas gubernamentales dejaron 20 muertos en las filas de los hutíes y de sus aliados, según fuentes militares.

Un responsable de la provincia saudita de Jazán anunció, por su parte, que un niño había muerto y otros tres resultaron heridos a consecuencia de disparos de obuses procedentes del vecino Yemen.

Arabia Saudita lidera esta campaña aérea contra los rebeldes chiitas, que cuentan con el apoyo de Irán, y controlan parte del país, lo que obligó a exiliarse al presidente yemení Abd Rabo Mansur Hadi.