Coalición antiyihadista apoya plan de Irak para recuperar terreno: EU

El subsecretario de Estado de EU, Antony Blinken, tras una reunión en París del grupo contrario al Estado Islámico, calificó de buen plan "militar y políticamente" el presentado por Bagdad para ...
Haider al Abadi (i), primer ministro de Irak, habla con el canciller francés, Laurent Fabius (d), en la reunión de hoy en París
Haider al Abadi (i), primer ministro de Irak, habla con el canciller francés, Laurent Fabius (d), en la reunión de hoy en París (AFP)

París

La coalición antiyihadista liderada por Estados Unidos apoyó hoy en París el plan militar y político de Irak para reconquistar sus territorios tomados por el grupo Estado Islámico (EI) y abogó por un "proceso político" en Siria bajo la égida de la ONU.

Es un "buen plan, militar y políticamente", para intentar reconquistar la provincia de Al Anbar, en el oeste de Irak, declaró el subsecretario de Estado estadunidense, Antony Blinken, tras una reunión de la coalición antiyihadista para analizar su estrategia.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius, declaró que existe una "total determinación" en la lucha contra el EI, que constituye "un combate de largo plazo".

En el plan adoptado por el gabinete del primer ministro iraquí Haider Al Abadi, el gobierno de Bagdad espera movilizar a las tribus sunitas de la provincia de Al Anbar, y asegurarse que las milicias chiitas operen bajo la autoridad del gobierno, para evitar tensiones confesionales.

En una declaración común, la veintena de países y organizaciones reunidos en París para debatir su estrategia contra los yihadistas expresaron su "firme apoyo a esta plan" de urgencia de Bagdad para la liberación de la provincia de Al Anbar controlada por el grupo EI.

Por otra parte, los miembros de la coalición internacional llamaron "al pronto lanzamiento de un verdadero proceso político inclusivo, bajo el auspicio de Naciones Unidas" para restablecer la paz en Siria.

Este proceso se apoyará sobre principios ya determinados por la comunidad internacional pero nunca concretados, a saber la creación de un gobierno provisional que incluya representantes de la oposición y del régimen actual.

En su declaración común, los países y organizaciones presentes en París señalaron también "la incapacidad y la falta de voluntad de régimen (sirio) de Bashar al Asad para luchar contra Daesh" (acrónimo árabe del Estado Islamico), que ha causado enormes desastres. En este texto, la coalición destacó además de la falta de voluntad del régimen, "el continuo deterioro de la situación en Siria".

Irak denuncia falta de apoyo

Por la mañana, Al Abadi había denunciado la falta de apoyo a su país, que enfrenta desde hace más de un año el avance de los yihadistas. "Creo que se trata de un fracaso de la comunidad internacional. En lo que concierne al apoyo a Irak, hay muchas palabras, pero poca acción sobre el terreno", dijo durante una conferencia de prensa, señalando también la afluencia para integrarse a las filas del EI de combatientes extranjeros, cuyo número es actualmente mayor que el de iraquíes, según él.

Señaló que hasta hace poco tiempo 6 de cada 10 combatientes del EI eran iraquíes y que actualmente esta proporción se ha invertido. Tras su encuentro con la coalición, subrayó que el EI llegó a Irak a través de Siria y que la comunidad internacional debe explicar "por qué tantos terroristas son originarios de Arabia Saudí, o de países del Golfo (Pérsico), de Egipto, Siria o Turquía, y de países europeos".

Abadi advirtió también que los ataques yihadistas contra su país no son solamente un asunto iraquí. "Estamos trabajando duro por nuestra parte, pero ésta es una organización transnacional (...) Se trata de una falla de todo el mundo", sentenció.

De otra parte, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó hoy el ataque suicida con coche bomba contra una base de la policía al norte de Bagdad que causó 37 muertos.

En un comunicado colgado en la red, el grupo EI afirmó que tres suicidas cometieron el atentado del lunes. Un somalí empotró un coche blindado en la base, mientras un tayiko y un sirio hacían estallar un vehículo Humvee y un camión lleno de explosivos en las inmediaciones.

El ataque, que también ocasionó una treintena de heridos, fue perpetrado contra la policía federal entre la ciudad de Samarra y el lago Tharthar, en la provincia de Saladino. A medida que iba ganando terreno en Irak, el grupo EI se fue apoderando de vehículos blindados y tanques abandonados por las tropas iraquíes, y los utiliza para cometer atentados.