Ciudadanos rechaza un posible pacto de PSOE y Podemos

El líder del partido centrista, Albert Rivera, declaró que prefiere que haya nuevas elecciones en junio en España a que se forme un "mal gobierno" en el que participe la formación de extrema ...
Albert Rivera (d), líder de Ciudadanos, en una reunión la pasado semana con Pedro Sánchez, líder de los socialistas españoles, en Madrid
Albert Rivera (d), líder de Ciudadanos, durante su reunión del pasado martes con Pedro Sánchez, líder de los socialistas españoles, en Madrid (AFP)

Madrid

El líder de Ciudadanos (C’s, centro derecha), Albert Rivera, declaró que Podemos se puede olvidar ya de que le apoye para la creación de un nuevo Ejecutivo en España con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y que prefiere nuevas elecciones antes que un “mal Gobierno” en el que primaran las políticas económicas del partido de extrema izquierda.

“Podemos es incompatible con los pilares de Ciudadanos, repetir los comicios sería una mala solución pero preferible a un mal Gobierno”, expresó tajante el joven dirigente catalán.

Dejó claro que el problema de Podemos no es que Iglesias sea ministro o no sino que el problema son las políticas radicales de la formación morada que no “cuadran para nada” con las políticas de Ciudadanos.

La formación naranja de Rivera y el PSOE solicitaron hace un mes el apoyo de Podemos para que el candidato socialista, Pedro Sánchez, fuera investido presidente pero Iglesias se negó en dos ocasiones, como lo hizo también el gobernante y conservador Partido Popular (PP).

“Si los ministros afines a Podemos van a subir 60 mil millones de euros el gasto público o a hacer un referéndum de independencia, a mí me da igual que se llame Errejón, Monedero, Echenique, Iglesias o sea un independiente”, dijo Rivera cuando se le preguntó si apoyaría un Gobierno socialista pero con ministros afines a Podemos.

Mencionó que el problema es el modelo político, social, económico y constitucional de la formación morada. Si Podemos estuviera dispuesto a “renunciar” a lo que es Podemos y, de este modo, asumiera los ejes territoriales, económicos y presupuestarios principales del acuerdo PSOE-C’s, explicó Rivera, sí vería posible un acuerdo con ellos. En cualquier caso, no cree que Podemos esté cerca de renunciar a su esencia.

De hecho, hizo hincapié en que hay ejes de su acuerdo con Sánchez, que no está dispuesto a cambiar, y está convencido de que el PSOE tampoco. “Hay cosas del PSOE que tampoco cuadran con Podemos”, expresó.

Insistió en la necesidad de buscar un acuerdo con el PP sobre todo, recalcó, porque este partido tiene mayoría absoluta en el Senado y el próximo Gobierno va a tener que hacer reformas, empezando por hacer frente a la previsible llamada de atención de la Comisión Europea por haber superado el objetivo de déficit en 2015.

Por ello, insistió en que no basta con conseguir que Sánchez sea “presidente por un día” si después tiene un Gobierno maniatado y tiene que enfrentarse a “la pinza de PP y Podemos”. Aunque se pretenda hacer “fuegos artificiales”, afirmó, Ciudadanos “sabe sumar”.

Declaró también que le preocupa que el conservador y gobernante Partido Popular (PP), que es fundamental para sacar algunas reformas adelante, esté “desaparecido en combate” e instó a su líder y presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, a que autorice a sus equipos de trabajo a que negocien en las mesas conjuntas de PSOE y Ciudadanos.

 También señaló que es absurdo que el líder de Podemos quiera hacer todo en un partido político, luego de que Pablo Iglesias anunciará el miércoles que su número dos, Íñigo Errejón, no será el que lleve a cabo las negociaciones como hizo apenas hace un mes.

Al respecto, defendió que si fructificaron sus negociaciones con el PSOE fue porque hablaron los expertos, no porque estuvieran él y Sánchez “todo el día” reuniéndose y regalándose libros, como cree que hace Iglesias.

Precisamente, el líder de Podemos confirmó que está dispuesto a ceder en muchas de sus pretensiones iniciales pero pidió a Ciudadanos “altura de Estado” ya que, según él, un Gobierno PSOE-Podemos es la opción con más posibilidades ahora, luego de que Rivera dijera que no está dispuesto a entrar en un gobierno con Podemos, una postura que Iglesias comparte.

“Seguramente no nos podemos poner de acuerdo para gobernar juntos pero sería bueno que apoyara un gobierno que tuviera más apoyos que el suyo”, dijo. Aunque evitó lanzar críticas al partido de Rivera, manteniendo el tono conciliador que adoptó el tras su reunión con Sánchez, Iglesias sí rechazó el “planteamiento radical” manifestado por el partido naranja al asegurar que prefiere ir a elecciones a que Podemos llegue al Gobierno.