Choques entre Ejército libio e islamistas dejan 16 muertos en Bengasi

Fuentes médicas revelaron que la mayor parte de los fallecidos son militares, que fueron atacados por milicianos islamistas, mientras los independientes encabezan los resultados electorales.

Bengasi

Dieciséis personas murieron, la mayoría soldados, y 81 resultaron heridas en choques registrados en Bengasi, este de Libia, entre el Ejército regular y grupos islamistas, según fuentes médicas y militares. "La mayor parte de los muertos y heridos son militares. Tres civiles, incluyendo un egipcio, murieron al impactar un cohete en su casa", indicó a la AFP una fuente hospitalaria que requirió anonimato.

Según un responsable militar, los enfrentamientos se produjeron después de un ataque del Consejo de Shura de los revolucionarios de Bengasi, una alianza de milicias islamistas y yihadistas, contra un cuartel del ejército. Cinco soldados murieron en el ataque, al que siguieron violentos combates entre las fuerzas especiales del Ejército y milicias islamistas que dictan la ley en Bengasi, principal ciudad del este libio, desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, según dicho responsable.

En la ciudad se producen casi a diario enfrentamientos entre el ejército y grupos radicales, entre ellos Ansar Asharia, que Estados Unidos cataloga como organización terrorista. Un general retirado, Jalifa Haftar, realiza desde el 16 de mayo una operación contra los grupos "terroristas" en el este libio. Acusado de golpista por sus detractores, el general disidente cuenta con el apoyo de varias unidades del ejército regular libio, incluyendo las fuerzas aéreas.

En paralelo, violentos choques enfrenten desde el 13 de julio a milicias rivales por el control del aeropuerto de Trípoli en el marco de una lucha de influencia política y regional. Estas violencias pueden sumir al país en una guerra civil ante la debilidad de las autoridades de transición, que hasta el momento han fracasado a la hora de construir un ejército y una policía profesionales.

La Comisión Suprema electoral libia, anunció hoy los resultados definitivos de las elecciones legislativas del pasado 25 de junio, en los que los independientes destacan en el nuevo Parlamento. Según el presidente de la comisión Imad Al Saih, de los 200 escaños solo 188 serán ocupados por el momento, ya que doce no han sido cubiertos debido a que la votación fue anulada en varios centros por diferentes actos de violencia.

La mayoría de los diputados elegidos que suceden a quienes ocuparon los asientos del antiguo Congreso General Nacional (CGN), el Parlamento de la transición, son independientes que se oponen a los islamistas. Un total de 1,714 candidatos se presentaron a la elección de los 200 miembros del nuevo Parlamento, entre ellos 41 que no estaban cualificados ya que la ley prohíbe a cargos del Gobierno de Muamar el Gadafi optar a puestos públicos.

La votación estuvo empañada por el bajo índice de participación, que se situó en el 41 por ciento. En algunos colegios electorales de grandes ciudades como Bengasi y Derna hubo enfrentamientos entre milicias armadas y agentes de seguridad que causaron la muerte de tres agentes y 25 heridos.

El país magrebí ha sido escenario la semana pasada de varios ataques entre milicianos armados e islamistas en las proximidades del aeropuerto de la capital que causaron la muerte de 47 personas y al menos 120 heridos. Casi tres años después de la caída del régimen del dictador Muamar el Gadafi, en 2011, las autoridades de transición libias no han logrado disolver o desarmar a los grupos rebeldes que actúan fuera de la ley, mediante la reconstrucción del Ejército y la Policía.