China defiende posición sobre Corea del Norte y critica a Japón

Wang criticó al primer ministro japonés, Shinzo Abe, por no respetar el consenso que ambos países habían alcanzado en el momento de la normalización de las relaciones diplomáticas en 1972 con ...

Hong Kong

China defendió su posición respecto a Corea del Norte, y sobre el antiguo conflicto con Japón aseguró que no concederá ningún margen en asuntos históricos y territoriales, señaló el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi.

En respuesta a una pregunta sobre las difíciles relaciones entre su país y Japón, Wang afirmó que "en los dos asuntos de principios, es decir la historia y el territorio, no hay margen para concesiones", de acuerdo con la agencia estatal Xinhua.

En rueda de prensa celebrada en Pekín, en el marco de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional, el máximo órgano legislativo del país, el canciller dijo que no existen perspectivas a la vista de que las crecientes tensiones entre China y Japón puedan ser desactivadas.

Wang criticó al primer ministro japonés, Shinzo Abe, por no respetar el consenso que ambos países habían alcanzado en el momento de la normalización de las relaciones diplomáticas en 1972 con base en la premisa de "el manejo adecuado de la historia".

"La situación actual no es algo que queremos ver ... Sin embargo, los recientes comentarios y las acciones del líder japonés traicionaron el espíritu de 1972 y socavaron los cimientos de las relaciones entre China y Japón".

Las tensas relaciones chino-japonesas sobre las islas Senkaku se vieron agravadas por la visita de Abe en diciembre pasado al Santuario de Yasukuni, consagrado a los mártires japoneses en las pasadas guerras, pero incluye a un decena de soldados considerados como criminales.

Desde la visita al santuario, China ha intensificado sus campañas de propaganda contra el gobierno de Abe con un fuerte énfasis en la historia, al grado de pedir que Tokio se arrepienta de las atrocidades cometidas por Japón antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

Las islas deshabitadas son controladas por Japón, pero reclamadas por China, que las llama Diaoyu.

Sobre la situación en Corea del Norte, Wang sostuvo que China no va a permitir el caos o la guerra en la península coreana, y la desnuclearización es la única manera de lograr la paz.

China es el único aliado diplomático y económico de Corea del Norte, un país aislado en gran medida, ya que se enfrenta a sanciones de Naciones Unidas por negarse a abandonar su programa nuclear y su aptitud desafiante ante su vecino del Sur.

"La península coreana está justo al lado de China. Tenemos una línea roja, que es que no permitimos la guerra o la inestabilidad allí", declaró el canciller.

Wang exhortó a todas las partes a "actuar con moderación", y agregó que "la paz verdadera y duradera" en la península sólo fue posible con la desnuclearización.

Todas las partes involucradas deben trabajar arduamente para quitar los obstáculos de la desconfianza mutua, dijo Wang, tras advertir de la terrible falta de confianza mutua entre las partes, en especial entre Corea del Norte y Estados Unidos.

"La confrontación no puede traer nada más que tensión, y la guerra, a su vez, desastre. El diálogo, las consultas y las negociaciones, sobre una base de igualdad, son el único camino correcto hacia adelante", señaló Wang.