Chavismo pide a Fiscalía investigar a opositora Machado

La diputada es acusada por su presunta responsabilidad en hechos violentos durante las protestas, a un mes de la detención del dirigente opositor Leopoldo López, Panamá pidió al Consejo Permanente ...
Manifestantes protestan contra el presidente Maduro con retratos de víctimas de la represión, hoy en Caracas
Manifestantes protestan contra el presidente Maduro con retratos de víctimas de la represión, hoy en Caracas (AFP)

Caracas

La mayoría chavista en el Legislativo solicitó investigar a la diputada María Corina Machado por su presunta responsabilidad en hechos violentos durante las protestas en Venezuela, cuando se cumple un mes de la detención del dirigente Leopoldo López, también acusado de incitar a la violencia. Machado fue junto con López una de las principales impulsoras de "La Salida", la táctica de realizar protestas callejeras en Caracas para forzar por la vía constitucional el fin del gobierno del presidente Nicolás Maduro, que ha condenado la movilización opositora como un "golpe de estado en desarrollo".

"Esa diputada es cómplice, incitadora de asesinatos en este país. A esto hay que ponerle el nombre correcto: asesinato, 29 muertos en este país", dijo el líder de la Asamblea Nacional y considerado número dos del chavismo, Diosdado Cabello. "Diputados (...) de acuerdo en suspender esta sesión e irnos inmediatamente a la Fiscalía a consignar esta solicitud de investigación para llegar al allanamiento de la inmunidad parlamentaria de esta diputada", dijo Cabello, antes de aprobar la moción.

"Que pague ante la justicia venezolana por los crímenes cometidos en este país desde el 12 de febrero", añadió Cabello antes de levantar la sesión, en el mismo día en que se cumplía un mes de la detención del también opositor Leopoldo López, responsabilizado por los mismos hechos. La diputada reaccionó en su cuenta de Twitter revirando las acusaciones con el argumento de que ha convocado "la protesta pacífica" y que será diputada "mientras el pueblo lo quiera". "Si creen que amenazándome y 'allanando' mi inmunidad me van a callar, no me conocen", escribió Machado.

La enmienda fue propuesta en la sesión de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento) por parte de la diputada chavista Tania Díaz, quien pidió la investigación después de exhibir vídeos y grabaciones de conversaciones de Machado en los que supuestamente se observa que la opositora está involucrada en planes de golpes de Estado.


Díaz pidió a los parlamentarios que vean "la historia de esa fracción política" opositora a cuyos miembros acusó de estar "comprometidos con planes de golpes de Estado" en lo que calificó de nueva fase de "golpe suave" que se da con las barricadas o "guarimbas" en las calles. "¿Qué busca el golpe suave?. Pues busca una sola cosa, no es manifestar en las calles, no es pelear contra el desabastecimiento, no es ni siquiera la renuncia del presidente, lo que busca es una guerra civil (...) generar caos e infiltrar elementos paramilitares para plantear acciones terroristas en este país", dijo Díaz.

"Hoy queremos decir (...) que no vamos a permitir impunidad, en esta oportunidad esas muertes se van a vengar, en esta oportunidad estas muertes se van a pagar", apuntó Díaz.

Venezuela es sacudida desde el pasado 4 de febrero por una ola de protestas en las que han muerto 29 personas y unas 400 han resultado heridas en distintos hechos violentos. Tras tomar la votación, Cabello cerró la sesión legislativa y se dirigió junto a diputados a la Fiscalía General, para entregar las presuntas pruebas contra Machado, a fin de que el cuerpo determine si hay elementos para que el Tribunal Supremo de Justicia solicite al Legislativo el retiro de la inmunidad parlamentaria de Machado.

Posteriormente y ya desde la sede de la Fiscalía, Cabello dijo que se ha solicitado al Ministerio Público "una investigación inmediata, pertinentemente rápida" contra Machado "por los delitos de instigación a delinquir, traición a la patria, terrorismo, homicidio, hacer llamados a la violencia de manera irresponsable". Añadió que el objetivo de solicitar la medida es que se abra una investigación y que la Fiscalía "cumpliendo con todos los extremos legales" acuda al Tribunal Supremo de Justicia "para que valide allí la pertinencia o no del enjuiciamiento de la diputada".

La votación en la Asamblea Nacional fue realizada cuando se cumple un mes de que López se entregara en un acto de masas, para ser investigado por los hechos violentos en las manifestaciones. Las protestas opositoras han ido a la baja en los últimos días. El despliegue de tropas del lunes en el distrito caraqueño de Chacao se mantenía hoy pero de forma más discreta, en medio de expresiones pacíficas de vecinos contra el despliegue policial. Voluntad Popular, el partido de López, convocó a un mitin en las cercanías de la prisión de Ramo Verde, en las afueras de Caracas y donde se encuentra el líder opositor.

Unas 300 personas, incluida Machado, acudieron al mitin para exigir la liberación de López, quien en una misiva pidió no bajar la presión y llamó a nuevas movilizaciones para el próximo sábado. "Mi más profunda admiración al pueblo venezolano por su lucha pacífica en las calles. Le hago un llamado al país para que mantenga la presión", afirma la misiva escrita por López y leída por Daniel Ceballos, alcalde opositor de la ciudad de San Cristóbal, donde estallaron las protestas el 4 de febrero.

El dirigente de Voluntad Popular se sumó a las protestas que estudiantes opositores desencadenaron en San Cristóbal contra la inseguridad, la inflación y el desabastecimiento y el 12 de febrero convocó a una marcha en Caracas que terminó con tres muertos y actos de violencia callejera. López espera desde una pequeña celda que la justicia determine si hay elementos para juzgarlo, lo que podría prolongarse durante 15 días más.

Según el politólogo Carlos Romero, las protestas han dejado una "gran fractura" en la oposición. "Leopoldo López estuvo en el centro de la opinión pública hasta el momento en que se entregó y luego ha visto disminuida su importancia justamente porque se entregó y está bajo régimen carcelario y porque el sector de la oposición estudiantil que antes le obedecía ya no le obedece", explicó a la AFP.

Al igual que la víspera, por la tarde cerca de un millar de personas se manifestaron pacíficamente contra la presencia policial en la Plaza Altamira, epicentro de las protestas en el opositor municipio caraqueño de Chacao (este) y donde el pasado lunes fue desplegado un millar de guardias y policías nacionales.

En un extremo de la plaza un grupo de personas, en su mayoría mujeres, celebró una oración y formó una cruz con las imágenes de las víctimas que han dejado los hechos violentos vinculados a las protestas, mientras que del otro lado un centenar de jóvenes lanzaba proclamas y mostraba carteles a los uniformados. "Guardia Nacional, no me mates" o "No más gas, queremos paz", clamaban algunas de las pancartas enarboladas por los jóvenes que hacían fuertes reclamos a los uniformados, presentes en mucho menor número.

Tras el despliegue, que respondió a una orden de Maduro para tratar de apagar los últimos focos de disturbios, este distrito opositor de clases media y alta ha vivido dos días sin bloqueos de calles ni batallas campales entre manifestantes radicales lanzado piedras y fuerzas del orden respondiendo con gases lacrimógenos. Sin embargo, el lunes se produjeron disturbios en otras ciudades del oeste del país, como San Cristóbal, Mérida o Maracaibo, sin reportes de heridos.

"La militarización no va a acabar con las manifestaciones. Para ello debería haber una iniciativa política por parte del gobierno y la oposición para buscar un consenso en los grandes temas nacionales. Pero no van a sentarse en un mesa si no tienen una presión de carácter internacional e instancias domésticas, como la Iglesia" católica, agregó Romero.

Machado, Leopoldo López y el alcalde metropolitano de Caracas, el también opositor Antonio Ledezma, llamaron a los venezolanos el 12 de febrero a pedir "la salida" del gobierno de forma pacífica y por vía constitucional en una marcha que tuvo lugar ese día. Esa marcha, que coincidió con otra de estudiantes, se desarrolló de forma pacífica pero a su término degeneró en incidentes de violencia contra organismos y bienes públicos, y dejó tres muertos, casos por los que hay detenidos seis agentes de inteligencia.

Tras esa jornada se desencadenaron las protestas contra las políticas de Maduro en todo el país, que desde entonces vive manifestaciones a diario, con un saldo de 29 muertos, centenares de heridos y más de un millar de detenidos.

De otra parte, Panamá solicitó al Consejo Permanente de la OEA otorgar la palabra el viernes a María Corina Machado, anunció hoy su embajador, que dejó abierta la posibilidad de ceder el espacio de su delegación a la parlamentaria. Panamá pidió discutir la presente crisis política venezolana, invitando a Machado a hablar "desde el podio" del Consejo, que reúne a los 34 países miembro de la Organización de Estados Americanos, dijo el representante panameño Arturo Vallarino a la AFP.

Según el diplomático, la propuesta panameña surge de la declaración que aprobó hace once días el Consejo para mantenerse informado de las protestas venezolanas, que en más de un mes han dejado 29 muertos, aunque esta semana bajaron en intensidad tras un despliegue militar. Ese punto fue el único que pudieron obtener en la declaración Panamá, Estados Unidos y Canadá, los únicos detractores del documento, que en líneas generales da un apoyo a las iniciativas del gobierno venezolano para tratar la crisis y no menciona a la oposición.

Los debates de la declaración se produjeron también a solicitud de Panamá. La invitación a Machado cuenta con el apoyo de Estados Unidos, Canadá y otros países, pero Vallarino reconoció la derrota anticipada de la propuesta frente a los países caribeños y del ALBA aliados de Venezuela. Panamá ha "sentido que hay mucha presión en contra" y "pareciera que la mayoría de votos se va a inclinar a oponerse a que hable la diputada", dijo el embajador. "Lo cual obligaría a Panamá a ceder su silla para que la diputada hable", concluyó.

Todo se decidirá el viernes al inicio de la reunión (10:00 hora local), que ya fue convocada, confirmó a la AFP una fuente de la delegación panameña, aunque la OEA no lo había anunciado formalmente. Venezuela cumplió casi mes y medio de protestas callejeras que iniciaron en San Cristóbal (oeste) tras el intento de robo y violación de una universitaria y que se extendieron a otros estados del país con nuevos reclamos contra la creciente crisis económica con una inflación de 57%, así como la inseguridad.

Caracas rompió relaciones diplomáticas y comerciales con Panamá hace dos semanas, tras acusar al país centroamericano de intentos de injerencia a través de la OEA, con sede en Washington.