Piden calma ante nueva portada de Charlie Hebdo

El Consejo Francés del Culto Musulmán y la organización que representa a los musulmanes en Egipto pidieron a los musulmanes no ser participes de la violencia. 
Mahoma aparece en la nueva portada de Charlie Hebdo, luego del atentado.
Mahoma aparece en la nueva portada de Charlie Hebdo, luego del atentado. (AFP)

París, Francia

Las principales organizaciones musulmanas en Francia pidieron a su comunidad "calma" y "evitar reacciones emocionales" ante la salida el miércoles del primer número de Charlie Hebdo desde el atentado contra el semanario satírico, que lleva a Mahoma en la portada.

El Consejo Francés del Culto Musulmán (CFMC), así como el UOIF, cercano a los Hermanos musulmanes, "llamaron a la comunidad musulmana de Francia a guardar la calma y a evitar las reacciones emotivas" y señalaron además que respetan la libertad de expresión.

Se estima que Francia tiene entre 3.5 y 5 millones de musulmanes.

La portada de Charlie Hebdo que será publicada el miércoles muestra al profeta Mahoma con lágrimas en los ojos, con una pancarta que dice "Je suis Charlie" ("Yo soy Charlie"), replicando la consigna de las manifestaciones en rechazo a los atentados que dejaron 17 muertos la semana pasada en Francia.

El dibujo, titulado "todo está perdonado", muestra un tono conciliador frente a la línea dura que muestra habitualmente el diario.

"Con respecto a la memoria de las víctimas de Charlie Hebdo, no vamos a hacer comentarios sobre esta provocación. Siguen en la línea habitual", señaló por teléfono Abdallah Zekri, presidente del Observatorio contra la Islamofobia del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM).

En los últimos años, Charlie Hebdo había publicado varias caricaturas que mostraban al profeta Mahoma, cuya representación está prohibida en el islam.

Nueva provocación

La organización que representa a los musulmanes en Egipto, Dar al Ifta, advirtió que la publicación de una nueva representación del profeta Mahoma en el semanario francés Charlie Hebdo es una "provocación".

"Esta acción es una provocación injustificada para los sentimientos de 1.500 millones de musulmanes en todo el mundo", dijo la Dar al Ifta en un comunicado.

La organización que representa a los musulmanes ante las autoridades egipcias dijo que la nueva edición de la revista va a provocar una nueva ola de odio en Francia y en occidente.

"Lo que está haciendo la revista no sirve para la convivencia y el diálogo cultural al cual aspiran los musulmanes", agregó el comunicado.

El alto consejero del organismo Ibrahim Negm dijo que la institución condena los sangrientos ataques contra la redacción de la revista la semana pasada realizada por yihadistas después de que el semanario publicara viñetas del profeta.

"Pedimos a los musulmanes que no participen en la violencia", dijo.

"Denunciamos la violencia y respetamos la libertad de opinión. Pero la otra parte debe entender que amamos al profeta Mahoma", afirmó.