Cese el fuego “inmediato”, pide Obama a Netanyahu

En conversación telefónica, el presidente de EU reclama al "premier" israelí tregua “sin condiciones” al final del Ramadán y cuando suman 1,147 muertos palestinos y 46 israelíes.
La destrucción se impone en la Franja de Gaza a 20 días de iniciada la operación israelí Marco protector.
La destrucción se impone en la Franja de Gaza a 20 días de iniciada la operación israelí Marco protector. (Reuters)

Washington, Gaza

El presidente estadunidense, Barack Obama, le pidió al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, un “alto el fuego humanitario inmediato y sin condiciones” en Gaza, donde los muertos sumaban mil 147 palestinos, en su mayoría civiles, según la ONU a 20 días del inicio de la operación israelí Marco protector. Del lado israelí han muerto 43 soldados y tres civiles.

   En un comunicado, la Casa Blanca precisió que Obama “dejó claro que es un imperativo estratégico instituir un alto el fuego inmediato y sin condiciones, que ponga fin a las hostilidades y conduzca a un cese permanente de éstas”.

Aunque Obama reiteró el derecho de Israel a defenderse de los ataques de cohetes y a través de túneles del movimiento islamista nradical  Hamás, también recordó que se debe permitir a los palestinos en Gaza “llevar vidas normales y solucionar las necesidades de desarrollo económico a largo plazo”.

El Hamás y otras milicias en Gaza prometieron ayer adherirse a la tregua humanitaria de  24 horas para y permitirle a la población abastecerse de alimentos para la fiesta del Aid al Fitr, que pone fin al mes sagrado del Ramadán.

En los mercados, el producto estrella era ayer el fesih, un pescado seco recubierto de sal para reponer los nutrientes perdidos tras el largo ayuno.

En Nueva York, el titular de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, urgió a las partes a extender otras 24 horas el cese del fuego observado  hasta la mañana de ayer , cuando hasta 25 cohetes lanzados en el sur de Israel, movilizaron de nuevo a su ejército.

Ban destacó “la importancia de que tanto israelíes como palestinos sean capaces de parar la violencia que ha matado a demasiados, arruinado tantas vidas y causado tanta destrucción”, y urgió a “todos aquellos con influencia en las partes a ayudar a impulsar la extensión del alto el fuego humanitario y a su cumplimiento una vez declarado”.

El secretario de Estado de EU, John Kerry, media al igual que Ban junto a Egipto para que Israel y Hamás acuerden una tregua permanente, para lo que Hamás pide el fin del bloqueo económico a Gaza, impuesto por Israel en 2007 en “castigo” del triunfo de Hamás en los comicios al Parlamento palestino.

Obama subrayó la necesidad de que en el acuerdo se tenga en cuenta las necesidades de seguridad de Israel, la protección de civiles, pero también la importancia de “aliviar la crisis humanitaria en Gaza” y dar a los palestinos oportunidades para el desarrollo económico “al tiempo que se fortalece a la Autoridad Nacional Palestina” (ANP) del presidente moderado Mahmud Abas, en Cisjordania.

Tanto la costera Gaza, con 1.8 millones de habitantes en 362 km2, como Jerusalén Este y Cisjordania (5,640 km2, 1.9 millones) integran el actual Estado ocupado de Palestina, según reconoció la ONU en 2012 al aceptarlo como “Estado observador no miembro”.

Obama destacó que “a la larga cualquier solución duradera del conflicto (...) debe asegurar el desarme de grupos terroristas y la desmilitarización de Gaza”, en la misma tónica que Netanyahu, quien exige la “desmilitarización completa” de la Franja.

Israel denuncia que Gaza está surcada de túneles secretos, usados por el Hamás para abastecerse de armas y cohetes, pero también de alimentos, medicinas, etc., luego de siete años de bloqueo por aire, mar y tierra.

“Deténganse”

El papa Francisco llamó ayer a las sociedades y gobiernos de Oriente Medio, Ucrania e Irak a cesar la guerra. “No más guerra. Es hora de detenerse. Deténganse, por favor, se los pido con el corazón, deténganse”.

Tras el rezo del Ángelus, el Papa recordó ante miles de fieles en la Plaza San Pedro que hoy se cumplen 100 años del estallido de la I Guerra Mundial (1914-17).

Aludió al hecho como un “trágico evento” y pidió recordar “las lecciones de la historia, haciendo que prevalezca siempre la paz mediante un diálogo paciente y valiente”.