Centroamérica, zona más violenta del mundo al ilegalizarse drogas: Pérez

El presidente de Guatemala denuncia que la guerra contra el narcotráfico y la ilegalización de las drogas impulsada por EU hizo de la región una zona sin conflicto de enorme criminalidad, al ...
Otto Perez Molina, presidente de Guatemala, durante su discurso en la apertura de la 46 Asamblea General de la OEA
Otto Perez Molina, presidente de Guatemala, durante su discurso en la apertura de la 46 Asamblea General de la OEA (AFP)

Ciudad de Guatemala

La ilegalidad de las drogas y la guerra contra el narcotráfico hizo de Centroamérica la región sin conflicto armado más violenta del mundo, afirmó el presidente de Guatemala, Otto Pérez, al inaugurar hoy una asamblea extraordinaria de la OEA sobre ese problema mundial.

"Estamos conscientes que el régimen internacional actual impone el prohibicionismo, inspira a la guerra que nuestros países en particular, los de tránsito como Guatemala y (el resto de) Centroamérica, hemos librado contra las drogas con un alto costo de violencia", afirmó Pérez en su discurso inaugural.

Según las Naciones Unidas, la lucha armada contra el narcotráfico ha convertido a Centroamérica en la región sin conflicto más violenta del mundo, con más de 30 muertes por cada cien mil habitantes. "Por ello considero oportuno el reconocimiento de la flexibilidad en la interpretación de las convenciones, con el objeto de que cada país, en el marco de su propia realidad, pueda innovar", aseveró.

Esa capacidad de innovar en el tráfico y consumo "es un debate que tenemos que tener en el año y medio que resta a la sesión especial de ONU" sobre las drogas, que se realizará en el primer trimestre de 2016, apuntó el mandatario guatemalteco. Pérez señaló que la política antidrogas responde a los intereses de Estados Unidos, basada en la prohibición y en contra del consumo, cuando países como Guatemala no son consumidores sino puente para el tráfico.

"Tenemos que tener una posición cada vez más progresista y con una visión más diferente a lo que hemos estado haciendo en los últimos 50 años" al implementar la política frontal contra el narcotráfico impulsada por Estados Unidos, agregó. El mandatario se dijo esperanzado en que el debate "reflejará la complejidad de desafíos que enfrentamos los Estados respecto al problema mundial de las drogas".

Por su parte, el secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, afirmó que es momento de "debatir sin tapujos" el problema de las drogas en el hemisferio", aunque reconoció que unos países son más afectados por otros. "Hemos avanzando, hemos encontrado nuevos enfoques, nuevas rutas para enfrentar el tema de drogas de cara a la sesión especial de la ONU", destacó. La ONU abordará el tema para analizar reformas a la convención sobre las drogas que data de 1961.

Pérez sorprendió en febrero de 2012 cuando propuso legalizar el consumo, distribución y tránsito de drogas, y ha reiterado que es "urgente" que el continente concerte una propuesta de regulación, ante el fracaso de la política estadunidense que, a su juicio, fortaleció a los carteles del narcotráfico y desató la violencia.