Célula yihadista de Bruselas pretendía volver a atentar en Francia

La Fiscalía también confirmó ayer que Abrini es el tercer terrorista que huyó tras los atentados en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem, conocido como el "hombre del sombrero".
Mohamed Abrini, sospechoso clave de los atentados de París, fue detenido hoy en Bruselas.
Mohamed Abrini, sospechoso clave de los atentados de París, fue detenido en Bruselas.

Bruselas

La célula terrorista de Bruselas pretendía volver a atentar en Francia pero los avances en las investigaciones motivaron que cambiara el objetivo por Bruselas, informó hoy la Fiscalía federal.

"La Fiscalía federal confirma que numerosos elementos de la investigación indican que el objetivo del grupo terrorista era golpear de nuevo Francia", señaló el Ministerio público en un comunicado.

Agregó que los terroristas, "sorprendidos por la investigación, que avanzaba a grandes pasos, finalmente tomaron la decisión urgente de atacar en Bruselas".

Por otra parte, la Fiscalía informó de que un juez de instrucción inculpó hoy a Mohamed Abrini, ya imputado por los atentados del 13 de noviembre en París, de participar en actividades de un grupo terrorista y de asesinatos terroristas en el ámbito de la investigación de los atentados del 22 de marzo en Bruselas.

"El juez de instrucción especializado en materia de terrorismo ha puesto a Mohamed Abrini bajo mandato de arresto en el marco del dossier relativo a los atentados de Bruselas (en el metro) y de Zaventem (en el aeropuerto)", indicó.

Según explicó, está "inculpado de participación en actividades de un grupo terrorista, asesinatos terroristas y tentativas de asesinatos terroristas".

El sábado, el juez ya impuso a Abrini los cargos de participación en actividades terroristas y asesinatos terroristas en relación con los atentados del pasado 13 de noviembre en París.

La Fiscalía también confirmó ayer que Abrini es el tercer terrorista que huyó tras los atentados en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem, conocido como el "hombre del sombrero".

En su declaración, Abrini reconoció estar en esos ataques tras ser confrontado a los resultados de diversas evaluaciones de expertos.

Además confesó que tiró la chaqueta que llevaba a una papelera y que había "vendido" el sombrero.

Los atentados de París causaron 130 víctimas mortales y los de Bruselas 32.