Celebra Castro reapertura de embajadas en EU y Cuba

El presidente de Cuba, Raúl Castro, confirmó la decisión de su país de restablecer las relaciones diplomáticas con Estados Unidos a través de una carta dirigida a su homólogo, Barack Obama.
Raúl Castro, presidente de Cuba, llamó a cuadros y funcionarios a hacer un "análisis crítico" de los cambios
Raúl Castro, presidente de Cuba. (EFE)

La Habana, Cuba

El presidente de Cuba, Raúl Castro, confirmó la decisión de su país de restablecer las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y abrir embajadas, en una carta dirigida a su homólogo, Barack Obama, informó la televisión estatal de la isla.

"Me complace dirigirme a usted para confirmar que la República de Cuba ha decidido restablecer relaciones diplomáticas con los Estados Unidos de América y abrir misiones diplomáticas permanentes en nuestros respectivos países, el 20 de julio de 2015", indica Raúl Castro en su carta.

Esa misiva fue entregada por el jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, José Ramón Cabañas Rodríguez, al secretario de Estado interino Anthony Blinken.

"La parte cubana asume esta decisión, animada por la intención recíproca de desarrollar relaciones respetuosas y de cooperación entre nuestros pueblos y gobiernos", indica el presidente de Cuba.

Raúl Castro recuerda que Cuba "se inspira en los principios y propósitos consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional" tales como la igualdad soberana, el arreglo de las controversias por medios pacíficos o abstenerse de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, entre otros.

Con el intercambio de cartas entre Raúl Castro y Barack Obama, Cuba y Estados Unidos confirman su decisión de restaurar unas relaciones diplomáticas rotas en 1961.

La apertura de embajadas en Washington y La Habana supone un paso trascendental en el proceso de deshielo entre Cuba y Estados Unidos, aunque no representa la normalización total de relaciones ya que para ello la isla exige el fin del embargo y la devolución de los terrenos de la Base de Guantánamo