Celebra Singapur 50 años de independencia en honor a su padre fundador

El desfile de este año incluye un homenaje especial a Lee Kuan Yew, quien dirigió a Singapur en la independencia y fue su primer ministro hasta 1990, y que falleció en marzo de este año.

Singapur

Singapur celebró hoy medio siglo de independencia con desfiles y grandes espectáculos que a la vez honran la memoria del considerado "padre" fundador de la ciudad-estado, Lee Kuan Yew, fallecido a finales de marzo.

Solo una minoría de la población de 5.4 millones de habitantes criticó los festejos por el gasto excesivo que cargan al erario público y por el uso propagandístico que, según denuncian, hacen las autoridades del aniversario.

Singapur se independizó cuando fue expulsado de la Federación de Malaya en medio de un clima de gran agitación social. Los altavoces del sistema de emergencia emitieron a primera hora de la mañana el discurso que Lee Kuan Yew, por entonces primer ministro, pronunció el 9 de agosto de 1965 para anunciar la separación de Singapur de la Federación Malasia tras dos años de conflictiva unión: era el comienzo de la independencia.

Desde entonces hasta hoy, la antigua colonia de la Corona Británica logró superar dificultades y transformarse en una de las economías más prósperas del mundo y establecerse como el primer centro financiero y de comercio del Sudeste Asiático. "Singapur no tiene nada que envidiar a otros grandes países. Y nosotros lo hemos logrado en solo cinco décadas", señala a Efe Clarise Tan Daa, estudiante de ingeniería y voluntaria en estas celebraciones.

Desfile de las Fuerzas Armadas

La organización ha dispuesto banderas en las calles, conciertos, eventos deportivos, descuentos en centro comerciales y pequeños establecimientos, entradas gratuitas en museos y atracciones. El acto principal de hoy fue el desfile de las Fuerzas Armadas y otros estamentos oficiales por las calles del centro de la megaurbe.

Unos 20 cazas de las Fuerzas Aéreas y un avión A-380 de la compañía aérea Singapore Airlines sobrevolaron la ciudad y recrearon en el cielo los colores de la bandera singapuresa y el número "50".

La admisión a los carnavales, conciertos y diversos lugares de interés turístico estará disponible de forma gratuita o a mitad de precio, mientras que el operador de trenes SMRT Corp está ofreciendo viajes gratis este domingo.

Al caer el sol, los monumentos y edificios más relevantes se teñirán de rojo y comenzará, en la afamada bahía de Marina, un gran espectáculo pirotécnico que cerrará los festejos. El joven activista político Amos Yee, sentenciado en junio a cuatro semanas de prisión por un vídeo en el que se mofaba de Lee Kuan Yew, criticó al Gobierno por el dispendio en esta efeméride.

"¿Qué puede ser más efectivo para hacernos recordar el gran legado de lo conseguido por Singapur que ver nuestros impuestos quemándose en el cielo... digo, disfrutar del espectáculo de fuegos artificiales?", comentó con ironía Yee en un vídeo colgado en "Youtube" el viernes pasado.

Analistas y opositores políticos acusan al Partido de Acción Popular (PAP), que gobierna Singapur desde su emancipación, de utilizar los festejos y del fundador para recuperar imagen y votos. En los últimos comicios, celebrados en 2011, el PAP, liderado por Lee Hsien Loong, hijo mayor de Lee Kuan Yew, obtuvo el peor resultado de su historia, pese a recibir el 66 por ciento de los votos que le otorgó 82 de los 84 escaños en juego.

"El mensaje a la nación del primer ministro Lee Hsieng Loong (ayer) fue un discurso electoralista donde trató de beneficiarse de la popularidad de su padre, el fallecido Lee Kuan Yew", dijo a Efe Kenneth Jeyaretnam, líder del opositor Partido Reformista.

La imagen del "padre" fundador de la próspera Singapur es estos días una constante en los programas de la televisión local, con la emisión de películas y documentales que recuerdan su vida y obra.

"El Gobierno maneja a su antojo los medios. Por ello, partimos en desventaja de cara a los sufragios. Es la lucha de David contra Goliat", apuntó Jeyaretnam, tras acusar al Ejecutivo de crear un sistema de crecimiento económico insostenible.

Según el diario The Straits Times, cuyo máximo accionista es un organismo estatal, las elecciones generales previstas para enero de 2017 podrían adelantarse al próximo 12 de septiembre. La legislación singapuresa establece una campaña electoral de entre nueve y diez días.

A pesar de lograr objetivos tales como el 90 por ciento de las personas son propietarias de su vivienda y un PIB per cápita anual superior a los 56 mil dólares, los críticos siguen apuntando a los estrictos controles políticos que existe en la ciudad-Estado.

El gobernante Partido de Acción Popular (PAP) ha estado en el poder por más de 50 años y la oposición espera ganar más terreno en las próximas elecciones que podrían ser convocadas en septiembre. La última elección el PAP sufrió su peor desempeño, aunque todavía mantiene 80 de los 87 escaños del parlamento.

Singapur es uno de los miembros fundadores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y ha sido sede del secretariado del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, además de formar parte de la Cumbre de Asia Oriental, del Movimiento de Países No Alineados y de la Mancomunidad de Naciones.