Preside el papa Francisco misa por los religiosos de todo el mundo

La Iglesia católica celebra hoy la llamada Fiesta de la presentación del Señor o "fiesta del encuentro", en la que se recuerda el día en el que María y José llevaron a Jesús al templo por ...

Ciudad del Vaticano

El papa Francisco celebró hoy en la basílica de San Pedro una misa en ocasión de la celebración de la Jornada de la Vida Consagrada y en su homilía recordó la importancia del encuentro entre los jóvenes y los ancianos.

La Iglesia católica celebra hoy la llamada Fiesta de la presentación del Señor o "fiesta del encuentro", en la que se recuerda el día en el que María y José llevaron a Jesús al templo por primera vez y encontraron a los ancianos Simeón y Ana.

El papa presidió hasta la basílica una procesión de 50 religiosos, 25 mujeres y 25 hombres que representan a varias congregaciones de todo el mundo.

La celebración de hoy inicia además los actos de este año que la Iglesia dedicará a la "Vida Consagrada", convocado por el papa Francisco el pasado 29 de noviembre.

En su homilía el papa argentino recordó a los religiosos " la alegría de ser guiados por el Espíritu" y les pidió que caminen "nunca rígidos, nunca cerrados, siempre abiertos a la voz que Dios que habla, que abre, que conduce".

Al poner como ejemplo el encuentro de Jesús con los ancianos, Francisco destacó que "les hará bien a los ancianos comunicar la sabiduría a los jóvenes, y a los jóvenes recoger este patrimonio de experiencia, de sabiduría y llevarlo hacia adelante por el bien de las respectivas familias religiosas de toda la Iglesia".