Celac reclama "diálogo respetuoso" en Guatemala

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños señaló la importancia del "pleno apego" al orden constitucional vigente y al estado de derecho para afrontar la "crisis" política en el país ...

Ciudad de Guatemala

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) señaló hoy la importancia de mantener un "diálogo respetuoso" con "pleno apego" al orden constitucional vigente y al estado de derecho para hacer frente a la "crisis" que vive actualmente Guatemala. En un comunicado, la Celac, cuya presidencia temporal la ejerce Ecuador, señaló que "sigue con especial atención los recientes acontecimientos en Guatemala".

"La Celac subraya la importancia de que todos los actores políticos, económicos y sociales en Guatemala hagan frente a la crisis actual con base en el diálogo respetuoso, con pleno apego al orden constitucional vigente y al estado de derecho", añadió la organización en la nota.

Reiteró su "firme compromiso con la democracia" y subrayó "la importancia de la realización, el 6 de septiembre próximo, de elecciones libres y transparentes en ese país, que fueron convocadas el pasado 2 de mayo por el Tribunal Supremo Electoral, de conformidad con la ley, y que serán observadas internacionalmente".

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, dijo ayer que aunque rechaza las acusaciones de corrupción en su contra, va a enfrentar un pedido de antejuicio para retirarle la inmunidad, porque considera que es la única forma de garantizar las elecciones de septiembre próximo.

La petición de antejuicio es tramitada ahora en el Congreso, que integró este miércoles una comisión que evaluará si hay indicios o no para retirar la inmunidad al mandatario, aunque se necesita de 105 votos de los 158 diputados del pleno para que el mandatario pueda ser investigado.

Pérez Molina, quien ha evitado comparecer ante la prensa desde el pasado viernes, cuando fue señalado por la Fiscalía y un ente de la ONU de liderar la red de corrupción aduanera conocida como "La Línea", manifestó este miércoles que no se está "escondiendo" y que su "carácter" es "dar la cara".

Desmintió los rumores sobre su dimisión o su salida del país y mantuvo, de manera firme, su postura de seguir en el puesto y enfrentar el proceso de antejuicio porque no tiene "nada que esconder" sobre los señalamientos que hicieron el pasado viernes el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig) en Guatemala.

No obstante, reconoció que "no somos perfectos" y que durante su mandato "se han cometido errores", pero que lo importante es "enmendarlos y seguir para adelante". "Estoy aquí. Voy a dar la cara. Estoy presente. (...). Voy a seguir siendo un hombre humilde", proclamó el mandatario, quien además mostró su "respeto" por la multitudinaria manifestación realizada este jueves para pedir su renuncia de forma inmediata.

Pérez Molina reiteró que su decisión de aferrarse a la Presidencia responde a un único objetivo: "no romper las leyes" del país y garantizar los comicios electorales porque, lo opuesto, "va en contra de la Constitución".