Cautiva estadunidense muere en bombardeo de coalición: EI

La rehén falleció en un ataque en el norte de Siria, afirmó el Estado Islámico, mientras miles de manifestantes, incluyendo la reina de Jordania, protestaron hoy en Amman contra la ejecución de un ...

Ammán

El grupo Estado Islámico (EI) afirmó hoy que una rehén estadunidense murió en una operación de la coalición internacional en el norte de Siria, donde bombardeos aéreos mataron al menos a 30 yihadistas, según una oenegé.

Miles de manifestantes, entre ellos la reina Rania, marcharon hoy en Ammán para condenar la ejecución del piloto jordano por la organización Estado Islámico, que el rey Abdalá prometió erradicar.

Según un comunicado de EI publicado en varias páginas yihadistas, la cautiva, identificada como Kayla Jean Mueller, quedó sepultada bajo los escombros tras una operación aérea llevada a cabo por Jordania en Raqa, la capital del califato autoproclamado por el grupo yihadista.

EI no suministró ninguna foto como prueba, aparte de unas imágenes de edificios destruidos. EU, por boca de una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), indicó rápidamente que no disponía "por el momento de indicios tangibles" de la muerte de una rehén estadounidense en Siria. "estamos muy preocupados evidentemente por estas informaciones", dijo.

La familia de Kayla Mueller confirmó que la joven, empleada de una oenegé humanitaria nacida en Arizona (suroeste), fue secuestrada por EI en Alepo en agosto de 2013.

En el título de su comunicado, EI menciona que la aviación "jordana" mató a una rehén estadunidense pero en el texto culpa a un bombardeo de la "coalición", referencia a la alianza antiyihadista encabezada por Washington desde septiembre.

"Estamos muy escépticos, indicó a la AFP el portavoz del Gobierno jordano. No es lógico. ¿Cómo pueden identificar un avión desde tan lejos? ¿Qué hacía la estadunidense en un arsenal? Todo esto es parte de su propaganda criminal".

El ejército jordano se limitó a indicar que sus aviones habían realizado hoy nuevos operativos contra el EI y "destruido posiciones (...) de esta organización terrorista".

"Maléficos"

Según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), bombardeos realizados hoy en el norte de Siria por la coalición costaron la vida "al menos a 30 yihadistas, y seguramente a más". Estas incursiones apuntaron contra "posiciones y depósitos de vehículos militares y blindados, al este y al oeste de la ciudad de Raqa", añadió la oenegé.

Paralelamente, los Emiratos Árabes Unidos anunciaron esta noche que van a reanudar "dentro de unos días" su participación en los bombardeos aéreos de la coalición internacional, según dijo un alto responsable estadunidense después de un encuentro entre el jefe de la diplomacia estadunidense, John Kerry, y responsables del Consejo de Cooperación del Golfo.

Los Emiratos suspendieron en diciembre sus operaciones militares aéreas para protestar contra el secuestro del piloto jordano que luego fue quemado vivo por los yihadistas, como muestra un video difundido el martes.

En Jordania, miles de personas se concentraron tras la oración semanal del viernes, para exigir castigo al grupo yihadista tras la muerte del piloto Maaz al Kasasbeh.

"Todos somos Maaz", "Todos somos Jordania", "Sí, al castigo, Sí a la erradicación del terrorismo", afirmaban las pancartas, entre banderas jordanas y fotos del piloto capturado en diciembre tras estrellarse su avión en Siria.

La reina Rania desfiló también, vestida de negro, portando el pañuelo tradicional jordano blanco y rojo. "Hoy soy como cualquier otro jordano, estamos unidos en el duelo y por nuestro horror", dijo la soberana a la BBC. "Con su acto de odio (...) sólo han conseguido unirnos en nuestra determinación de desembarazarnos de estos maléficos".

"Venganza"

La atrocidad de la ejecución del piloto, quemado vivo dentro de una jaula, ha llevado a todos los jordanos a apoyar a su gobierno y conferir una "legitimación popular" de la participación del reino en los bombardeos de la coalición internacional.

El ejército jordano anunció el jueves haber llevado a cabo decenas de bombardeos contra bastiones del EI, dentro de la operación "Mártir Maaz", nombre del piloto. "Todos los blancos han sido destruidos".

Estos ataques "sólo son el principio de nuestra venganza", aseguró a la televisión CNN el ministro de Relaciones Exteriores, Naser Judeh. Judeh reconoció en Fox News que los aviones jordanos realizaron bombardeos el jueves en Siria e Irak. "Es verdad. (Los yihadistas) están en Irak e Siria y por consiguiente tenemos que atacarlos donde están".

Hasta ahora, Jordania decía participar en los bombardeos de la coalición solamente en Siria. Acusado de limpieza étnica y crímenes contra la Humanidad, EI aprovecha la guerra civil en Siria y la inestabilidad en Irak para apoderarse de grandes porciones de territorios, impone en ellos sus propias leyes y multiplica las exacciones.