Católicos y ortodoxos buscan sobrepasar 964 años de ruptura

El Papa Francisco es esperado el viernes en La Habana, donde se entrevistará en privado con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill, una reunión que se ha negociado desde hace 20 años.
El patriarca de la Iglesia Ortodoxa rusa, Kirill, en una foto de archivo
El patriarca de la Iglesia Ortodoxa rusa, Kirill, en una foto de archivo (EFE)

La Habana

El Papa Francisco es esperado el viernes en La Habana, Cuba, donde se entrevistará en privado con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill, reunión que se negocia desde hace 20 años tras la ruptura registrada en 1052 entre esas dos ramas del cristianismo, que agrupan a unos mil 500 millones de files en el mundo.

El Obispo de Roma llegará a la capital cubana a las 13:00, hora de México,  y quince minutos después se entrevistará en la principal terminal aérea de la isla con Kirill, quien inicia este jueves una visita oficial al país caribeño. Francisco continuará viaje a México el mismo viernes a las 16:30 horas, según el programa oficial, que calcula dos horas de vuelo.

Los dos líderes religiosos tratarán de aproximar posiciones y “demostrar el valor del diálogo” en temas tan sensibles como  “la persecución de cristianos en el norte de África, en otros países del continente africano, y en Oriente Medio”, adelantó el embajador del Vaticano en Naciones Unidas, arzobispo Silvano Tomasi..

El tema de los miles de refugiados que buscan mejor suerte en Europa también figurará en el diálogo, según dijeron en La Habana otras fuentes. Al patriarca ruso se le considera una personalidad “muy cercana” al presidente Vladimir Putin – fue bautizado en secreto durante la época soviética- y en varias ocasiones ha defendido los ataques aéreos del Kremlin contra los yihadistias islámicos en Siria.

"Para derrotar a este mal (el terrorismo islámico) necesitamos una coalición de todas las personas de buena voluntad", dijo Hilarión, jefe de relaciones exteriores de la Iglesia ortodoxa.

Francisco nunca ha apoyado los bombardeos contra el llamado Estado Islámico, pero ha sido muy crítico con las potencias occidentales por su actuación en el Oriente Medio y por la manera en que han asumido la crisis en Libia, “antes y después de su intervención militar”.

“Este encuentro histórico marcará evidentemente una nueva etapa en nuestras relaciones” y la Iglesia ortodoxa  espera que tras el mismo “se abran nuevas perspectivas de cooperación”, afirmó el portavoz del Patriarca, padre Alexander Volkov.

La selección de Cuba como sede del intercambio se debe a que “es un territorio neutro, donde no existe dificultad de tipo confesional”, dijo el secretario de Estado del Vaticano, cardenal  Pietro Parolin.

Analistas consideran que la aproximación entre las dos iglesias “podría beneficiar a Moscú, de ahí la observación minuciosa con la que Washington, París, Berlín y Londres están siguiendo este intercambio”.

La reunión entre Francisco y Krill finalizará con la firma de una declaración conjunta. Ambos hablarán también brevemente a los medios. El presidente Raúl Castro recibirá al sumo pontífice al pie de la escalerilla del avión papal y lo despedirá de igual forma.

El primer papa latinoamericano visitó Cuba en septiembre pasado y se reunió con el presidente Castro y con su hermano Fidel,  alejado del poder por razones de salud desde 2006.

A partir de Cuba, Kirill emprenderá el domingo una gira latinoamericana que contempla visitas a Brasil, Chile y Paraguay. El patriarca también se ha reunido en varias ocasiones con los hermanos Castro.