Castro “acogió positivamente” invitación panameña a Cumbre de las Américas

El presidente cubano se reunió con la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado, que le transmitió la invitación a la reunión continental de 2015.
Isabel de Saint Malo de Alvarado da declaraciones a la prensa a su llegada hoy al aeropuerto Internacional José Martí de La Habana
Isabel de Saint Malo de Alvarado da declaraciones a la prensa a su llegada hoy al aeropuerto Internacional José Martí de La Habana (EFE)

La Habana

El presidente Raúl Castro “acogió positivamente” hoy una invitación de la vice presidenta y canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado, para que  Cuba asita a la Cumbre de las Américas, por primera vez desde la creación de este tipo de reuniones a iniciativa de Estados Unidos. El intercambio entre Castro y Saint Malo de Alvarado, así como la reacción cubana a la invitación panameña,  fue transmitida por el noticiero estelar de la televisión estatal.

La visitante se reunió horas antes con el canciller cubano Bruno Rodríguez quien, dijo,  “recibió con mucha alegría y como un mensaje muy positivo” la decisión panameña de invitar formalmente a la isla a finales de este año, como hará con el resto de los países participantes en la Cumbre de 2015.

A pregunta de la prensa de si esa invitación podría generar problemas con EU, la vicepresidenta de Panamá respondió con un escueto “no veo por qué” .En tanto su par cubano agradeció “todo lo que hace el gobierno de Panamá por la integración de América Latina y el Caribe”.

La mayoría de los gobiernos de la región respalda la presencia de Cuba en la cita, pero EU la rechaza y sectores políticos de ese país han llegado hasta proponerle al presidente Barack Obama que, si el mandatario Raúl Castro viaja finalmente a Panamá, comparta su tiempo de discurso con algún opositor cubano, como la bloguera Yoani Sánchez.

Esta opositora reside en La Habana y es considerada en la isla “la más activa portavoz de los intereses de EU”. La Organización de Estados Americanos  (OEA) –institución que formalmente organiza la cumbre- expulsó a Cuba de su seno en el decenio de los años 60 del siglo pasado, en plena Guerra Fría, y la readmitió en 2009 por decisión de la mayoría de los 34 países miembros.

Hasta el momento, La Habana no ha mostrado interés por reincorporarse a la OEA, aunque ha dejado entrever que asistiría a la Cumbre de las Américas “si es el interés” de los gobierno latinoamericanos y caribeños. EU es el único país soberano del continente que no tiene relaciones diplomáticas con Cuba.

En el ámbito de las relaciones bilaterales, el otro asunto tratado en La Habana,  el canciller cubano dijo a la vicepresidenta panameña que “compartimos la voluntad del gobierno del presidente Juan Carlos Varela de avanzar e impulsar las relaciones bilaterales en todos los órdenes, sobre la base de las hermosas tradiciones de amistad y cooperación que unen a nuestros pueblos".

Saint Malo de Alvarado afirmó por su parte que el objetivo de su gobierno es “relanzar las relaciones bilaterales para fortalecerlas aún más y llevarlas a otro nivel en todos sus ámbitos”.