Castro invita a Obama a crear “nuevos lazos” entre Cuba y EU

El presidente cubano reclamó a su par estadunidense seguir usando órdenes ejecutivas para "desmantelar" aspectos del embargo económico, principal escollo en la "normalización" de las relaciones.
Raul Castro (i) y el vicepresidente y ministro de Economía, Marino Murillo (d), en la primera sesión anual del Parlamento cubano
Raul Castro (i) y el vicepresidente y ministro de Economía, Marino Murillo (d), aplauden hoy durante la primera sesión anual del Parlamento cubano (AFP)

La Habana

El presidente de Cuba, Raúl Castro, invitó hoy a su par de Estados Unidos, Barack Obama,  “a fundar nuevos lazos” entre los dos países,  “distintos a los de toda nuestra historia común” de enfrentamiento, y ratificó la apertura de embajadas en La Habana y Washington el próximo lunes.

A partir del restablecimiento de relaciones diplomáticas  “comenzará una etapa larga y compleja en el camino hacia la normalización” de los vínculos bilaterales, dijo Castro al clausurar el quinto período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional, al que no fue invitada la prensa extranjera acredita en el país.

“Esa nueva fase requerirá voluntad para solucionar los problemas acumulados por más de 50 años”,  agregó Castro antes de afirmar que “no será posible concebir relaciones normales mientras se mantenga el bloqueo” de EU.

El mandatario dijo esperar que “el presidente Obama continúe usando sus facultades ejecutivas para desmantelar aspectos de esa política, que causa daños y privaciones a nuestro pueblo”, y demandó además la devolución del territorio cubano  de Guantánamo (este),  donde EU mantiene una base militar desde hace más de un siglo.

“Cambiar todo lo que debe ser cambiado es asunto soberano y exclusivo de los cubanos”, agregó el gobernante en lo que pareció una respuesta a quienes desde Miami , la llamada capital del exilio anticastrista,  piden que haga reformas políticas para profundizar las relaciones con EU.

Asimismo reiteró la disposición de su gobierno  a “avanzar en los diálogos, por encima de las diferencias que tenemos y tendremos” con EU,  tras el deshielo anunciado por él y Obama el 17 de diciembre pasado, y dijo que ello sería “en beneficio mutuo y a favor de la paz y la estabilidad” en la región.

En otra parte de su intervención,  Castro anunció también el fin de la desaceleración económica registrada en los últimos años,  luego del crecimiento en 4,7% del Producto Interno Bruto en el primer semestre y auguró un porcentaje similar al finalizar el año en curso. Igualmente elogió la prédica social del papa Francisco y anunció que la isla se prepara para recibirlo en septiembre “con afecto, respeto y hospitalidad, como merece”.