Raúl Castro recibió al Presidente de la Cámara de Comercio de EU

En conferencia a estudiantes, académicos y diplomáticos en la Universidad de La Habana, Thomas J. Donohue llamó al presidente Obama a "abrir nuevos cambios en las relaciones con Cuba".

La Habana

El presidente cubano, Raúl Castro, recibió hoy al titular de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas J. Donohue, quien horas antes había expresado en la Universidad de la Habana que es hora ya de eliminar las barreras políticas que separan a los dos países.

En el encuentro participaron Steve Van Andel, presidente de la Junta de Directores de la Cámara de Comercio y Marcel Smits, vicepresidente ejecutivo de la entidad. Por la parte cubana estuvieron el canciller Bruno Rodríguez, el ministro para la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca y Josefina Vidal, Directora General de América del Norte de la cancillería.

Vidal es la funcionaria a cargo del tema del contratista estadunidense Alan Gross, quien cumple quince años de prisión en Cuba, acusado de delitos contra la seguridad del país, y cuya excarcelación demanda Washington.

La Habana ha expresado su disposición a buscar con los estadunidenses una “salida humanitaria” al caso de Gross, que contemple un gesto similar de EU en relación con tres agentes de sus servicios de inteligencia, presos en ese país desde hace más de una década.

En conferencia a estudiantes, académicos y diplomáticos en la Universidad de La Habana, Donohue evocó las iniciativas del presidente Barack Obama en cuanto a la “flexibilización de viajes y envío de remesas”  a la isla de los cubanos residentes en EU, pero consideró que el mandatario demócrata podría “abrir nuevos caminos en las relaciones con Cuba”. 

Donohue afirmó en la conferencia que “es hora de eliminar las barreras políticas” que separan desde hace medio siglo a su país y a Cuba, y dijo que en esa dirección están trabajando ya  “importantes líderes empresariales cubano-americanos”. En ese sentido propuso, entre otras iniciativas, la creación de “nuevas vías para la exportación de bienes y servicios”, a fin de fortalecer  al incipiente sector privado en la isla, que se desarrolla a partir de los cambios emprendidos por el presidente Raúl Castro en 2008.

También propuso ampliar el intercambio de visitas de cubanos y estadunidenses. Donohue, quien desde el martes comprueba sobre el terreno el alcance de las  reformas en Cuba, dijo que  Obama  “debería considerar dar estos pasos, porque son de interés del pueblo estadunidense, de nuestras empresas, de nuestra posición competitiva y nuestro liderazgo constructivo en este hemisferio”.

Igualmente invitó al presidente Castro “a extender y acelerar sus reformas económicas porque –dijo- son beneficiosas para el pueblo cubano”. Consideró que “mientras Cuba haga más para demostrar su compromiso con las reformas y solucionar los conflictos en nuestras relaciones,  mayores serán las posibilidades” de dejar atrás 54 años de confrontación.

“Sobre la base de lo que sabemos y hemos visto ( en la isla ) consideramos que este periodo de transición en su sistema económico será también posiblemente de transición en nuestras políticas, y es muy prometedor para ambos países”, dijo. Agregó que el rumbo que sigue Cuba “podría darle a toda una nueva generación de estadunidenses y cubanos la oportunidad de conocerse, de aprender unos de otros, de hacer negocios juntos, y de prosperar juntos (…) como amigos y vecinos”.

“Durante mucho tiempo las relaciones entre nuestras naciones han estado definidas por nuestras diferencias y atada a su pasado. Es hora de empezar un nuevo capítulo,  y el momento de empezar es ahora”, concluyó. Durante su estancia en Cuba, Donohue se hizo acompañar por una decena de empresarios y ejecutivos de la Cámara de Comercio de EU y dialogó con cooperativistas, mini empresarios privados y altos cargos del gobierno.