La Casa Blanca evitará que se publiquen e-mails de Obama a Hillary Clinton

El gobierno estadunidense "espera" que los correos electrónicos que Obama y Clinton intercambiaron "ocasionalmente" mientras la segunda era secretaria de Estado (2009-2013) no se publiquen ...
Hillary Clinton habla en el acto de lanzamiento de la plataforma "African Americans for Hillary" en apoyo a su candidatura en Atlanta, Georgia
Hillary Clinton habla en el acto de lanzamiento de la plataforma "African Americans for Hillary" en apoyo a su candidatura en Atlanta, Georgia (EFE)

Washington

La Casa Blanca dijo hoy a Efe que tratará de evitar que se publiquen correos electrónicos que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, intercambió con la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, pese a la investigación abierta contra esta por su uso para asuntos laborales del correo personal.

Un alto funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato, indicó a Efe que el Gobierno estadunidense "espera" que los correos electrónicos que Obama y Clinton intercambiaron "ocasionalmente" mientras la segunda era secretaria de Estado (2009-2013) no se publiquen hasta que el presidente termine su segundo mandato.

"Esperamos que estas comunicaciones se hagan públicas, junto al resto de los documentos del presidente, después de que él abandone el cargo", indicó el alto funcionario, quien recordó que existe un "largo historial" de comunicaciones presidenciales que se han mantenido en la confidencialidad hasta que el presidente ha dejado el cargo.

"Es un principio que las anteriores administraciones han defendido vigorosamente, ya que garantiza la capacidad del presidente de recibir consejos sin tapujos mientras está en el Gobierno", apuntó.

El Departamento de Estado de EU publicó hoy más de siete mil páginas de correos electrónicos de Hillary Clinton, la tanda más extensa hasta ahora de mensajes transmitidos por la aspirante presidencial demócrata durante su etapa como secretaria de Estado.

La divulgación responde a la orden del juez federal Rudolph Contreras, quien instruyó al Departamento de Estado a divulgarlos mensualmente y hasta enero de 2016 tras revelarse que había usado una cuenta privada de correo electrónico para asuntos de interés nacional mientras estaba en el Gobierno.

La ex secretaria de Estado ha asegurado que ninguno de los mensajes que recibió estaban marcados como clasificados, y hasta ahora el Departamento de Estado ha incluido en esa categoría entre 600 y 700 correos pertenecientes a Clinton.

La propia Clinton entregó 55 mil páginas de correos electrónicos de esa etapa al Departamento de Estado para que fueran revisados y publicados, pero el caso ha generado interrogantes sobre si trató indebidamente información clasificada del Gobierno al usar su cuenta personal.

Sexto lote en internet

El equivalente a 7.000 páginas de mensajes, la mayoría del período 2011-2012, se publicó tras haber sido expurgado de informaciones sensibles o confidenciales por un ejército de empleados del departamento de Estado, como consecuencia de una orden judicial.

Más de la mitad de los mensajes de Hillary Clinton de cuando era secretaria de Estado (2009-2013) está ahora accesible a la opinión pública. (https://foia.state.gov/Search/Results.aspx?collection=Clinton_Email).

Los mensajes de Hillary Clinton son motivo de una gran controversia desde que la ex primera dama admitiera en marzo que había utilizado exclusivamente una cuenta privada @clintonemail.com, ignorando la recomendación gubernamental de usar la oficial.

La precandidata presidencial insistió que lo que había hecho era legal, pero finalmente en septiembre pidió disculpas. Todos los mensajes deberán ser publicados antes del 20 de enero de 2016, de acuerdo con la orden de un juez, ante la demanda de un periodista de Vice News.

Los republicanos en el Congreso se dicen alarmados de que algunos mensajes enviados desde un servidor no protegido por el gobierno puedan contener informaciones que fueron consideradas secretas a posteriori. Acusan a Hillary Clinton de haber puesto en peligro la seguridad nacional, pero el presidente Barack Obama defendió a su ex secretaria de Estado, y aseguró que nada de eso había ocurrido.