Marchan en Caracas divididos entre opositores y oficialistas

Las marchas de la oposición piden movilizarse por la "libertad", la oficialista para acallar el "vandalismo".

 Miles de venezolanos divididos entre quienes critican al Gobierno y quienes lo apoyan tomaron hoy Caracas. La oposición pidió marchar "por la libertad" y el oficialismo llamó a movilizarse contra el vandalismo y la destrucción que han producido los manifestantes opositores.

La marcha de la oposición fue convocada por el dirigente opositor Leopoldo López, que está preso desde hace más de un mes en una cárcel militar cercana a Caracas, una invitación a la que se plegó la alianza de partidos de oposición y el movimiento estudiantil.

Los manifestantes de oposición se empezaron a concentrar desde temprano en cinco puntos del centro y el este de Caracas y desde cada uno de esos lugares salieron marchas encabezadas por diferentes dirigentes opositores para coincidir en una gran concentración en el municipio Chacao, que ha sido epicentro de las protestas.

"Hoy sábado 22 gran marcha en Caracas, Por la libertad #DaleUnParao, hay varios puntos de salida ubica el más cercano a ti", dijo hoy el líder de la oposición venezolana Henrique Capriles.

Maduro también convocó hoy a la marcha en la que aseguró que participará y celebró que desde temprano estudiantes universitarios afines al oficialismo salieron a movilizarse por la paz en el centro oeste de Caracas.

"Yo desde aquí (...) le envío un saludo a los jóvenes estudiantes de Venezuela que están en las calles hoy y que me esperen que voy para esa marcha, salgo de aquí directo para esa marcha", dijo Maduro desde el palacio presidencial de Miraflores donde encabezó un acto por el Día Mundial del Agua.

El presidente dijo que si hay alguna marcha que "ha tenido justificación" es la que se hace hoy pues se realiza para condenar los actos de vandalismo y destrucción que se han producido en el marco de las protestas que se han realizado desde el 12 de febrero pasado en el país contra su gestión.

Maduro aseguró el viernes que su Gobierno ha calculado en 10.000 millones de dólares. Las protestas iniciaron el pasado 12 de febrero y se han mantenido hasta hoy; según cifras oficiales, a lo largo de las manifestaciones se han contabilizado 31 muertos y 486 heridos, además de un millar de detenidos la mayoría de ellos ya en libertad por medidas cautelares.