Capriles insta al gobierno a investigar denuncia sobre narcotráfico

Mientras el líder opositor venezolano reclamaba una investigación sobre las denuncias en la prensa sobre narcotráfico contra Diosdado Cabello y otros altos funcionarios, el chavismo cerraba sus ...
El líder opositor venezolano, Luis Henrique Capriles, se enfrenta una vez más al chavismo tras las denuncias contra Diosdado Cabello
El líder opositor venezolano, Luis Henrique Capriles, se enfrenta una vez más al chavismo tras las denuncias contra Diosdado Cabello (Reuters)

Caracas

El líder opositor venezolano Henrique Capriles dijo hoy que el gobierno debe investigar las denuncias sobre narcotráfico contra altos funcionarios, después que una versión de prensa afirmara que en Estados Unidos se sigue una averiguación al jefe de la Asamblea Nacional (Congreso), Diosdado Cabello, en un caso de supuesto tráfico de drogas.

"El gobierno debería investigar las denuncias sobre narcotráfico en contra de altos funcionarios. Son denuncias graves en las que se presume que nuestro país sirve de puente para el narcotráfico. Ellos se la pasan diciendo que controlan este delito y lo que hacen es perseguir a los bachaqueros (contrabandistas de bienes de consumo), confiscando los alimentos", señaló.

En un acto público en la región central de Miranda, en la cual es gobernador, Capriles afirmó que el gobierno "monta shows en televisión para tratar de distraer a los venezolanos de la verdadera crisis que hay en el país".

"Estos señores cada vez tienen menos qué decir, meten cadenas (de radio y televisión) para tratar de obligar a la gente a ver lo que supuestamente ellos hacen, cuando la realidad es que este gobierno no hace nada para resolver los problemas de los venezolanos. El país vive la peor crisis económica en su historia", aseveró.

El diario estadunidense The Wall Street Jornal publicó una nota el martes sobre una presunta investigación contra Cabello y otros funcionarios venezolanos en relación con una supuesta red de tráfico de drogas. Cabello colgó hoy varios mensajes en su cuenta de Twitter en los que aseguró que los "amargados y amargadas no lograrán callarme ni rendirme".

"Juro por el Dios de mis padres, juro por mi honor, juro por mi vida que entregaré mi existencia a seguir el legado de nuestro comandante (Hugo Chávez). Mi vida entera la entrego para agradecer tanta solidaridad, me siento bendecido por el cariño del pueblo. Les juro mi lealtad absoluta", señaló.

El presidente Nicolás Maduro llamó a las instituciones a cerrar filas en defensa de Cabello y aseguró que "quien se mete con Diosdado, se mete conmigo". Por otro lado, Capriles respondió al ministro del Interior, Gustavo González, quien anunció que los funcionarios sancionados en marzo por Estados Unidos lo demandaron por haberlos llamado "corruptos".

"Con la verdad ni temo ni ofendo. Es un honor para mí que un grupito de enchufados pretenda evadir sus responsabilidades atacándome. Ningún enchufado me va a imponer lo que tengo que decir", replicó. González informó que Capriles fue demandando por difamación, indicando que ahora tendrá que explicar en los tribunales por qué llamó a los sancionados "enchufados y corruptos".

"Los funcionarios de la dignidad solicitan total respeto al derecho a la defensa de Capriles, contrario a lo que él hizo con sus falsas imputaciones", señaló el ministro.

González es uno de los siete funcionarios sancionados con el retiro de sus visas estadunidenses y la congelación de cuentas por la supuesta violación de derechos humanos durante las protestas el año pasado contra el gobierno.

La sanción incluyó la declaración a Venezuela como una amenaza a la seguridad estadunidense. El chavismo comenzó hoy una batalla contra las informaciones difundidas por medios internacionales que vinculan al presidente del Parlamento venezolano, Diosdado Cabello, con el narcotráfico, con un respaldo unánime y sin fisuras.

Esta nueva cruzada del oficialismo para dar un previsible apoyo al hombre fuerte del chavismo, movió las bases del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), a las instituciones del Estado y a figuras del Gobierno de Nicolás Maduro, que hicieron suyos los ataques contra Cabello.

Las publicaciones, replicadas por medios locales y que provocaron la irá del oficialismo, son según el chavismo una campaña contra la llamada revolución bolivariana.

En ese sentido, las mujeres miembros del PSUV, expresaron con una declaración su "contundente apoyo" al diputado, en virtud de lo que aseguran es "una olla podrida" consistente en una "campaña de guerra sucia contra el camarada Diosdado Cabello", una "campaña mundial".

"Estamos aquí las mujeres del PSUV, quienes nos convocamos el día de hoy para hacer una manifestación contundente de apoyo, de solidaridad, de respaldo y de compromiso firme con nuestro hermano, camarada Diosdado Cabello", afirmó en rueda de prensa la segunda vicepresidenta del parlamento, Tania Díaz.

Señaló, asimismo, que las acusaciones contra el parlamentario obedecen a un plan de la "extrema derecha nacional e internacional", que utiliza a un "cartel de medios de comunicación" para atacar "sin sustento" a Cabello.

El vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza, aseguró con un mensaje en la red social Twitter que los señalamientos son parte de "una arremetida mediática" contra Cabello. "Es una acción desesperada de la canalla. ¡Si se meten con uno de nosotros,se meten con todos!"dijo.

Por su parte, la presidenta Tribunal Supremo venezolano, Gladys Gutiérrez, hizo publicó el respaldo del Poder Judicial a Cabello en lo que llamó "agresiones conspirativas", en una declaración desde la sala del máximo órgano.

Según Gutiérrez, las informaciones que vinculan al diputado chavista con un cartel de narcotráfico "se hacen en momentos en los que notamos una irracional operación que ha pretendido atentar contra la soberanía, la igualdad, la autodeterminación, la independencia y los derechos de nuestro pueblo a la paz".

El objetivo de estas "agresiones conspirativas" es "crear la atmósfera de desprestigio y de deslegitimación necesaria para consumar hechos de violencia colectiva", dijo la magistrada.

Asimismo, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, aprovechó una rueda de prensa en la que daba detalle del ataque a una aeronave cargada con drogas para manifestar el respaldo de la Fuerza Armada a los funcionarios venezolanos, en una clara alusión al caso de Cabello.

"Hemos visto que desde allá, desde Norteamérica se ha querido acusar, a líderes políticos, revolucionarios, militares, para actuar sobre la tesis del Estado forajido; y desde aquí con mis compañeros de armas queremos rechazar todos los ataques que se están haciendo", dijo. Cabello, que afirmó que tiene "su consciencia tranquila", se preguntó hoy durante su programa en la televisión estatal: "¿Por qué contra Diosdado?".

El presidente del parlamento venezolano aseguró que esto es una reacción a una demanda que emprendió en marzo pasado contra los dueños de tres medios locales que reprodujeron una información del diario español ABC con señalamientos similares a los de The Wall Street Journal.

"Nosotros sabíamos que luego de nuestras demandas esto iba a ocurrir, estábamos preparados para eso. Yo no sé, en verdad tengo mis dudas si la contraparte está preparada", dijo.

Mientras tanto, la ex diputada opositora María Corina Machado reclamó, a través de una carta dirigida a la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), por el silencio de la oposición venezolana ante los señalamientos contra Cabello.

"Toda Venezuela está esperando un pronunciamiento por parte de las fuerzas opositoras, puesto que se trata de presuntos crímenes de enorme gravedad, que involucran a individuos que ostentan los más altos cargos en el Gobierno y en las Fuerzas Armadas", reseña el texto.

Según la misiva firmada por Machado y de la que aún no se conoce respuesta por parte de la MUD, "de ser ciertas las denuncias, significaría que estamos ante la presencia de un narco-Estado".