Capital de EI en Siria, en estado de emergencia: Pentágono

Un portavoz militar de EU indicó que "han visto una declaración de emergencia en Raqa", lo que revela que el Estado Islámico se siente amenazado por rebeldes sirios y la coalición internacional.
Un caza belga F-16 Fighting Falcon despega de la base aérea de Gando en Gran Canaria, el 12 de abril de 2013
Un caza belga F-16 Fighting Falcon despega de la base aérea de Gando en Gran Canaria, el 12 de abril de 2013 (EFE)

Washington

La capital de facto del Estado Islámico (EI) en Siria, Raqa, está sumida en el estado de emergencia ante la posibilidad de ataques y una ofensiva terrestre, según informó hoy un portavoz del Pentágono. El portavoz de la misión estadunidense contra el EI, Steven Warren, indicó hoy en teleconferencia desde Bagdad, que han "visto una declaración de emergencia en Raqa".

En su opinión, el EI se siente amenazado y ha visto las maniobras de las Fuerzas Sirias Democráticas (grupo que combate al EI y al frente Al Nusra) y de la coalición internacional liderada por Estados Unidos para bombardear posiciones yihadistas. Warren explicó que el Estado Islámico está reposicionando puestos de combate y milicianos porque considera que "algo se les viene encima".

Estados Unidos ha estado entrenando y dando recursos a rebeldes moderados (también opuestos al régimen del líder sirio Bashar al Asad) para que se establezcan como avanzadilla sobre el terreno en la toma de posiciones del EI.

La situación de confusión en Raqa podría ayudar a los drones y otros equipos de vigilancia y espionaje estadunidenses a estimar el poderío militar del EI en la ciudad y dar con líderes del grupo yihadista. El gran premio para los estadunidenses sería la cabeza de Abu Bakr al Bagdadi, líder del EI, y quien se cree sigue escondido en Raqa o sus alrededores.

Bélgica amplía bombardeos a Siria

De otra parte, Bélgica decidió ampliar a Siria los bombardeos contra el grupo Estado Islámico con el objetivo de "destruir los refugios de ese grupo", indicó a la AFP un portavoz del primer ministro belga Charles Michel.

La Fuerza Aérea belga tiene basados en Jordania seis aviones F-16 que desde fines de 2014 bombardean en Irak al grupo yihadista Estado Islámico, que reivindicó los atentados en Bruselas el 22 de marzo. La decisión fue adoptada en el Consejo de Ministros y deberá ahora ser ratificada formalmente por el Parlamento.

Se trata de operaciones "limitadas a las partes de Siria bajo control de EI y otros grupos terroristas y que no son controladas por el gobierno sirio", indicó Frederic Cauderlier, portavoz de Michel. "El objetivo es destruir los refugios de esos grupos", añadió.

Bélgica se suma así a los esfuerzos de la coalición occidental liderada por Estados Unidos contra Estado Islámico en Siria. En paralelo, Rusia respalda militar y activamente al régimen de Bashar al Asad, sin participar de esta coalición.

Las operaciones de los aviones belgas en Siria comenzarán el 1 de julio, precisó el portavoz añadiendo que Bélgica mantendrá al mismo tiempo sus operaciones en Irak. El secretario de Defensa de EU, Ashton Carter, "elogió" hoy al Gobierno belga por su anuncio de que enviará aviones F16 a Siria para bombardear las posiciones del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

"Quiero elogiar al primer ministro, Charles Michel, y al ministro de Defensa, Steven Vandeput, por el anuncio de hoy de que aviones belgas empezarán a llevar a cabo ataques en Siria como parte de la campaña aérea de la coalición contra el Estado Islámico", indicó Carter en un comunicado.

El secretario de Defensa resaltó que Bélgica es un "miembro importante" de la coalición contra el EI y que esta contribución llega en un momento "clave" de la campaña. Carter recordó que la aviación belga tuvo un papel "decisivo" en la campaña sobre Irak entre octubre de 2014 y junio de 2015.

Esta decisión llega tras los atentados terroristas del pasado 22 de marzo en el aeropuerto y el metro de Bruselas, que dejaron 32 víctimas mortales y cuya autoría se atribuyó el EI.