"Cape Ray" parte de Rota para neutralizar armas químicas sirias

El navío estadunidense salió de la base naval de EU en España para hacerse cargo del arsenal químico sirio en un puerto italiano y destruirlas en aguas internacionales, mientras 19 personas ...
En esta imagen de un programa de la televisión siria puede verse trabajando a un inspector de la OPAQ
En esta imagen de un programa de la televisión siria puede verse trabajando a un inspector de la OPAQ (AFP)

Washington

El navío estadunidense Cape Ray partió hoy desde la base naval de Rota (Cádiz, España) para hacerse cargo del arsenal químico sirio en un puerto italiano y proceder a su destrucción en aguas internacionales, informó el Pentágono. El carguero de 22 mil toneladas ya está en ruta al puerto italiano de Gioia Tauro, donde recibirá todo el arsenal químico desde la nave danesa Ark Futura, que ha sido el intermediario en la transferencia, se señaló en un comunicado.

Una vez el Cape Ray reciba las alrededor de 560 toneladas de químicos declarados por Siria a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) se desplazará a alta mar para proceder a la destrucción por medio de un proceso de hidrólisis. Según el Pentágono, "la neutralización se realizará de una manera segura y respetuosa con el medioambiente. Ningún residuo de esta operación se liberará al medio ambiente".

El Cape Ray ha permanecido cuatro meses en Rota a la espera de que se completara la entrega del arsenal químico y su posterior transporte al puerto mediterráneo de Latakia. Los químicos que se transferirán a la nave estadunidense incluyen los compuestos para producir gas sarín o gas mostaza.

Nunca antes en la historia un país ha entregado todo su arsenal de armas químicas para su total destrucción. El acuerdo fue conseguido, con la mediación de Rusia, tras la amenaza de Estados Unidos de realizar ataques aéreos contra el régimen sirio por haber utilizado gas sarín contra población civil a mediados del año pasado.

Según el acuerdo entre Rusia y EU, el arsenal debía ser destruido antes del 30 de junio, un plazo que no se cumplirá debido a que se requieren varios meses más para destruir esas más de 500 toneladas de elementos más letales. Las últimas cien toneladas de químicos fueron las que más problemas de transporte dieron por la frágil seguridad de algunas zonas de Siria debido a los tres años de guerra civil.

De otra parte, al menos 19 personas murieron hoy por bombardeos de la aviación del régimen de Bashar al Asad contra posiciones del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) en las provincias de Deir al Zur y Al Raqa, en el norte de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los aviones gubernamentales lanzaron varios ataques contra el edificio del antiguo Gobierno provincial en Al Raqa, que ahora es el cuartel principal del EIIL en esta zona, así como en la rotonda de Al Saa, cerca de la sede de la Corte Islámica de este grupo extremista en la ciudad.

Al menos diecinueve personas perecieron, entre ellas dos menores y tres mujeres, y decenas resultaron heridas, algunas graves, según la ONG. Un activista en Al Raqa, Jaled Abu Walid, elevó el número de víctimas a treinta muertos y 36 heridos, en declaraciones a Efe por internet, y precisó que el ejército lanzó ocho ataques aéreos contra distintos puntos de la localidad.

Mientras, en el este de la provincia de Deir al Zur se registraron bombardeos similares contra la población de Abu Mohsen, que controla el EIIL, sin que hubiera muertos o heridos, agregó el Observatorio.

El principal bastión del EIIL en Siria es Al Raqa, mientras que está intentado avanzar por Deir al Zur, donde ha tomado amplias áreas del este y el oeste de la provincia, vecina con Irak. En el territorio iraquí, los yihadistas se hicieron con el control el pasado día 10 de la ciudad de Mosul, en el norte, y desde allí han progresado por otras zonas. Esta organización radical aspira a crear un emirato islámico en Irak y en Siria.