Candidatos catalanes posan juntos antes de los comicios

Los aspirantes a presidir la Generalitat, el gobierno autónomo de Cataluña, posaron juntos a petición de la prensa, que hoy llamó a votar a los ciudadanos en los comicios de hoy.
Xavier García Albiol, Raül Romeva, Ramón Espadaler, Lluis Rabell, Antonio Baños, Inés Arrimadas y Miquel Iceta, en el Parlamento de Cataluña
Xavier García Albiol, Raül Romeva, Ramón Espadaler, Lluis Rabell, Antonio Baños, Inés Arrimadas y Miquel Iceta, en el Parlamento de Cataluña (EFE)

Madrid, Barcelona

A pocas horas de la celebración de elecciones en Cataluña, concebidas por el gobierno de Artur Mas como un plebiscito independentista, los candidatos de las principales fuerzas políticas posaron hoy juntos ante la prensa tras una reñida campaña en la región del noreste de España.

Los siete cabezas de lista -seis hombres y una mujer- aparcaron por unas horas sus diferencias y sonrieron ante las cámaras en un ambiente más relajado y cordial que el de los últimos días, cuando fueron protagonistas de mítines, bailes y chistes, pero también de duras críticas e improperios.

Artur Mas fue el gran ausente en la fotografía de hoy, que se ha repetido en varios escenarios a lo largo de la mañana, en plena jornada de reflexión. El jefe del gobierno catalán no encabeza la candidatura unitaria independentista Junts pel Sí, cuyo número uno ocupa de forma simbólica el ex ecosocialista Raül Romeva, aunque sigue siendo el candidato a la presidencia del gobierno catalán.

Junto a Romeva posaron la candidata de la fuerza antinacionalista Ciudadanos, Inés Arrimadas; el de la candidatura izquierdista Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell; el del Partido Socialista de Cataluña, Miquel Iceta; el del Partido Popular (PP), Xavier García Albiol; el de los independentistas de izquierda de la CUP, Antonio Baños, y el de Unió Democràtica (UDC), Ramón Espadaler. 

El diario catalán La Vanguardia citó a todos ellos en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), en Barcelona, donde los siete candidatos fueron fotografiados dentro de un marco, como si de un cuadro se tratara. "Siete nuevos candidatos en busca de otro marco", tituló el rotativo la imagen en su versión digital.

También el diario español El País les convocó en la víspera de los comicios, en este caso a los pies de las cuatro grandes columnas de la plaza Puig i Cadafalch de Barcelona, que simbolizan las cuatro barras de la bandera catalana.

El Periódico de Catalunya quiso reflejar la metáfora del choque de trenes entre Cataluña y España con un posado de los siete candidatos en la estación ferroviaria de El Morrot, también en la capital catalana. 

Es la primera vez que todos ellos se ven las caras tras una intensa campaña electoral en la que los líderes a nivel nacional de partidos como el PP, el Partido Socialista o Podemos, integrado en Catalunya Sí que es Pot, se han involucrado fuertemente. 

Con gesto relajado y en son de paz, algunos aprovecharon el encuentro para disculparse ante alguna que otra "pelea" electoral. "La presión es muy bestia y lo siento mucho. Aprovecho para decírtelo", dijo Romeva a Arrimadas mientras grababan las cámaras de la televisión pública española.

La próxima vez que todos ellos se encuentren será previsiblemente en el Parlamento catalán. Ya se sabrá entonces si los independentistas han logrado los 68 diputados (de los 135 que tiene la Cámara regional) impuestos por Mas como condición para iniciar el camino hacia la secesión de la región del noreste de España.

El gobierno catalán recordó hoy que los comicios del domingo son una "cita histórica" y adelantó que la solicitud de voto por correo aumentó en más de un 50 por ciento respecto a otras citas electorales anteriores, lo que hace vaticinar una alta participación.

Prensa llama a votar

Mientras, la prensa catalana y española llamana a votar, pues España y Cataluña se juegan su futuro este domingo en unas elecciones históricas concebidas como un plebiscito independentista. Así lo destacan en sus editoriales hoy algunos de los diarios más importantes a nivel nacional y regional, que instan a los catalanes a acudir a las urnas.

"Las elecciones autonómicas que se celebran mañana en Cataluña son las más importantes desde las primeras generales de 1977. Y lo son porque no está en juego la clásica alternancia de poder sino el futuro de esa comunidad y del resto de España", expresa en su portada el diario centroderechista El Mundo, uno de los dos rotativos generalistas más leídos.

"Estamos ante unas elecciones decisivas", apunta el diario catalán La Vanguardia, que recuerda en su editorial que los comicios "no pueden dejar indiferente a nadie".

En total, 5.5 millones de catalanes están llamados a las urnas en unas elecciones autonómicas que el jefe del Ejecutivo catalán, Artur Mas, ha querido convertir en un plebiscito sobre la independencia. Si los secesionistas logran al menos 68 de los 135 escaños que tiene el Parlamento catalán, iniciará el camino para proclamar la "desconexión" de España en 18 meses.

"Unas elecciones de esta importancia requieren la movilización de quienes creen que juntos ganamos todos (...) La suma de los votos de todos ellos, no importa su ideología, será decisiva para frenar a un independentismo que ya ha fracturado la sociedad catalana y que pretende romper con el resto de España", apunta El Mundo.

"El llamamiento a votar en esta ocasión no es solo la apelación a ejercer un derecho, sino a cumplir con un acto de responsabilidad ineludible", recuerda también La Vanguardia.

La campaña electoral, que arrancó el 11 de septiembre con una gran manifestación a favor de la independencia, ha sido una de las más "intensas" que se recuerdan en Cataluña, según destaca El Periódico de Catalunya.

"Ha sido una campaña de alta tensión política, con consignas contrapuestas pero sin un contraste sereno de argumentos que ofreciera certezas a la ciudadanía antes de expresarse mañana en las urnas", considera el diario catalán en su editorial.

Los principales medios coinciden al apuntar, además, que el debate soberanista ha eclipsado las cuestiones relativas a los programas electorales de cada una de las fuerzas políticas y en él se ha diluido también el balance del gobierno de Artur Mas.

Según El Mundo, la campaña no ha servido para "arrojar luz sobre las consecuencias de una proclamación unilateral de independencia", pese a que el gobierno español y entidades públicas y privadas, como la banca o los empresarios, han alertado en los últimos días sobre algunos de los riesgos.

El diario español acusa a los independentistas de haber sembrado "la confusión en el electorado gracias a una eficaz propaganda y destaca "el tono insultante y guerracivilista" de Artur Mas en sus intervenciones, así como su "completa deslealtad al Estado".

"Si (los nacionalistas) prosiguen su hoja de ruta soberanista, no hay duda de que se avecinan grandes tensiones en los próximos meses y de que el proyecto de convivencia de la Constitución de 1978 quedaría gravemente herido. El desafío supondría un enorme desgaste para todos, al margen de que una eventual secesión -aunque improbable- tendría nefastas consecuencias para Cataluña, que quedaría fuera de la Unión Europea y aislada del mundo", asegura El Mundo.