Cancelan vuelos y cortan autopistas en Japón por fuertes nevadas

Autoridades cerraron al tráfico total o parcialmente numerosas autopistas en Tokio y sus alrededores, y muchas rutas del tren de alta velocidad Shinkansen sufrieron cancelaciones y retrasos por ...

Tokio

Las fuertes nevadas que afectan estos días a gran parte de Japón provocaron hoy nuevas cancelaciones de vuelos en el principal aeropuerto de Tokio, así como cortes de autopistas y líneas de ferrocarril en la capital y otras regiones del país.

La aerolínea japonesa All Nippon Airways anunció hoy la suspensión de 29 vuelos nacionales, la mayoría de ellos con el aeropuerto tokiota de Haneda como origen o destino, mientras Japan Airlines canceló otros cinco, informó la cadena de televisión nacional NHK.

Además, las autoridades cerraron al tráfico total o parcialmente numerosas autopistas en Tokio y sus alrededores, y muchas rutas del tren de alta velocidad Shinkansen sufrieron cancelaciones y retrasos por la nieve.

Las fuertes nevadas han provocado desde el viernes un total de 12 muertos en siete prefecturas del país, según la agencia local Kyodo, además de centenares de heridos por colisiones de tráfico y otros incidentes producto de las desfavorables condiciones climatológicas.

En la región de Kanto, que abarca Tokio y sus alrededores, la Agencia Estatal de Meteorología emitió una advertencia de posibles aludes, después de que el temporal de esta semana dejase las mayores acumulaciones de nieve en casi medio siglo.

En Tokio la nieve alcanzó ayer los 45 centímetros, la misma altura que durante el temporal de hace una semana y la mayor desde hace 45 años.

Para el resto del día de hoy y el lunes se prevé que el sistema de bajas presiones que está causando las nevadas se desplace hasta el norte y nordeste del país, donde mañana podrían registrarse fuertes vientos e intensas nevadas, según la agencia meteorológica nipona.

Se trata del segundo temporal este mes en Japón, después de que el pasado fin de semana la mayor nevada en décadas en la parte oriental del país se saldara con la muerte de 13 personas, mientras que 1.700 resultaron heridas, en su mayoría por accidentes de tráfico.