Canadá pospone Cumbre de Norteamérica a finales de 2015

El portavoz del primer ministro canadiense, Jason MacDonald,  afirmó que tienen "la intención de celebrar la Cumbre de Líderes de Norteamérica a finales de este año".
Enrique Peña Nieto  en la Cumbre de Líderes de América de Norte, el 19 de febrero de 2014 en Toluca, junto con  el primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, y el presidente de Estados unidos, Barack Obama.
Enrique Peña Nieto en la Cumbre de Líderes de América de Norte, el 19 de febrero en Toluca, junto con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. (Presidencia)

Toronto, Canadá

El Gobierno de Canadá dijo que tiene la "intención" de celebrar la cumbre tripartita con Estados Unidos y México a finales de este año, aunque todavía no se ha decidido la fecha.

Jason MacDonald, portavoz del primer ministro de Canadá, Stephen Harper, afirmó en una declaración que, "aunque no se ha establecido una fecha, tenemos la intención de celebrar la Cumbre de Líderes de Norteamérica a finales de este año".

El periódico local The Globe and Mail informó este jueves de que inicialmente la cumbre estaba prevista para febrero y que los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y México, Enrique Peña Nieto, habían abierto un hueco para acudir a la reunión.

Sin embargo, el Gobierno canadiense notificó a Estados Unidos y México la cancelación de la cumbre en febrero sin explicar los motivos, lo que causó "sorpresa" en los dos países, añadió el rotativo.

Canadá tiene previsto celebrar elecciones generales en octubre, por lo que la Cumbre de Norteamérica tendría lugar tras la consulta electoral.

Medios de comunicación canadienses han señalado que las malas relaciones que Stephen Harper mantiene con Barack Obama y Enrique Peña Nieto es la principal razón del retraso de la cumbre entre los tres países norteamericanos, que son socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El conservador Harper se ha enfrentado con Obama por sus políticas medioambientales y su presión para que Estados Unidos apruebe la construcción de un oleoducto para transportar petróleo canadiense a refinerías estadunidenses.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, aseguró este jueves en su rueda de prensa diaria que desconoce la "razón exacta" del aplazamiento de la reunión.

Earnest admitió que la construcción del llamado oleoducto Keystone, que no cuenta con el beneplácito de Obama, ha generado tensión entre ambos países, pero incidió en que la relación bilateral es "mucho más amplia que este proyecto de infraestructura".

Con México, el primer ministro canadiense se ha negado a eliminar la exigencia de visado a ciudadanos mexicanos que impuso de forma inesperada en 2009.