Canadá celebrará elecciones anticipadas el 19 de octubre

El primer ministro canadiense, el conservador Stephen Harper, que aspira a la reelección, anunció la disolución del parlamento y la conovcatoria de los comicios, que estarán centrados en la ...
El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, habla ante el parlamento, el pasado 15 de abril en Ottawa
El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, habla ante el parlamento, el pasado 15 de abril en Ottawa (AFP)

Ottawa

El primer ministro canadiense, el conservador Stephen Harper, anunció el domingo la disolución de la Cámara de los Comunes y la convocatoria de elecciones legislativas para el 19 de octubre.

"Me reuní con el gobernador general, que aceptó mi pedido de disolución del parlamento", dijo Harper tras el encuentro con el gobernador general David Johnston, lugarteniente de la reina Isabel II de Inglaterra, jefa de Estado nominal de Canadá, miembro del Commonwealth.

El anuncio marca el inicio oficial de una campaña de once semanas, en la que Harper buscará un cuarto mandato consecutivo y en la que la debilitada situación de la economía será tema central. Harper, en el poder desde 2006, dijo que la elección era sobre "el liderazgo en los grandes temas que nos afectan a todos, a la economía y a la seguridad de nuestra nación".

"Es una elección para determinar quién protegerá nuestra economía de la inestabilidad y asegurará la prosperidad futura de Canadá", dijo Harper, quien agregó que "una elección nacional no es un concurso de popularidad."

El primer ministro saliente, del Partido Conservador (PCC), se medirá con Thomas Mulcair, líder del izquierdista Nuevo Partido Democrático (NPD), y Justin Trudeau, cabeza del centrista Partido Liberal (PLC).

Según los últimos sondeos, el PCC y el NPD están parejos, con 32% de las intenciones de voto, mientras que los liberales cosechan 25% de las adhesiones. El próximo 1 de septiembre se conocerán los datos económicos del país en el segundo trimestre del año, y se espera que la economía entre técnicamente en recesión, con dos trimestres consecutivos de baja del Producto Interior Bruto (PIB).

El gobernador del Banco Central de Canadá, Stephen Poloz, tomó la delantera a mediados de julio al anunciar que la economía canadiense ya estaba en recesión. En materia de seguridad, Harper ha alertado sobre "las crecientes amenazas en un mundo cada vez más peligroso".

Según dijo, "los violentos movimientos yihadistas imponen claramente una amenaza" y "han declarado la guerra a Canadá". El año pasado Canadá conoció los primeros ataques islamistas en su territorio. Con la economía en dificultades, se espera que los conservadores jueguen la carta de la seguridad y el terrorismo, presentándose como los más capacitados para enfrentar esos dos problemas.

"Van a apelar mucho a los temores de la gente", dijo Guy Lachapelle, profesor de Ciencias políticas de la universidad Concordia de Montreal. Por su parte, para lograr su objetivo de obtener una mayoría parlamentaria, Mulcair debería tener un buen desempeño en Quebec, como lo tuvo en 2011, y también dejar huella en Ontario, la provincia que más aporta representantes, con más de un tercio del total de la Cámara.

En tanto, Justin Trudeau, hijo del tres veces primer ministro Pierre Elliott Trudeau, que en total gobernó los destinos de Canadá por 15 años, disfruta de la popularidad de su apellido e intentará recuperar el poder para los liberales, perdido a manos de los conservadores de Harper en los comicios de 2006.

El anuncio de la disolución del parlamento lanza la carrera electoral por 388 diputados, 30 bancas más que en la Cámara anterior, que se elegirán por mayoría nominal a una vuelta.