Obama, Cameron, Merkel, Hollande y Renzi se reunirán con Poroshenko

La entrevista de los mandatarios occidentales con el presidente de Ucrania tendrá lugar antes de que inicie mañana la cumbre de la OTAN.
Un soldado ucraniano abraza a su novia durante una ceremonia de bienvenida en Lviv, al regresar 146 soldados de luchar contra los prorrusos
Un soldado ucraniano abraza a su novia durante una ceremonia de bienvenida en Lviv, al regresar 146 soldados de luchar contra los prorrusos (AFP)

Newport

Los jefes de Estado y de Gobierno Barack Obama, David Cameron, Angela Merkel, François Hollande y Matteo Renzi se reunirán con el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, antes de que comience en Newport (oeste de Gran Bretaña) una cumbre de la OTAN, indicó hoy una fuente gubernamental británica.

El encuentro se inscribe dentro del principal objetivo político de la cumbre de la Alianza de este jueves y viernes: definir el apoyo de las potencias occidentales a Ucrania. "Una de nuestras prioridades para la cumbre es la respuesta de la OTAN a Ucrania. La Alianza debe demostrar claramente que las acciones de Rusia son inaceptables y que nos mantenemos junto a Ucrania y junto a su derecho de decidir el futuro del país", indicó esta fuente.

El encuentro de Poroshenko con los mandatarios de Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia, "será una clara señal de su apoyo a la soberanía de Ucrania y que Rusia tiene la responsabilidad de bajar la tensión" en Ucrania. Poroshenko, cuyo país firmó acuerdos de asociación con la OTAN pero que no es miembro de la Alianza, fue invitado a participar en la cumbre.

De otra parte, Estados Unidos enviará cerca de 200 soldados para participar en ejercicios militares en Ucrania a finales de este mes, anunció hoy el Pentágono, en una muestra de solidaridad con el gobierno de Kiev.

La presencia de 200 paracaidistas de la 173 Brigada Aerotransportada (Airborne Brigade) marcará el primer despliegue de tropas terrestres de Estados Unidos en Ucrania desde el inicio del conflicto del gobierno de Kiev con los separatistas pro-Rusia a mediados de abril.

"Es un ejercicio de mantenimiento de la paz", declaró el coronel Steven Warren, portavoz del Pentágono, antes del comienzo este jueves de la cumbre de la OTAN en Gales, Reino Unido. Las fuerzas navales estadunidenses deben además participar en otro ejercicio en el mar Negro la semana próxima con efectivos ucranianos, detalló el coronel Warren.

Washington y los países europeos aplicaron nuevas sanciones contra Moscú, acusado de violar la integridad territorial de Ucrania al enviar tropas y material militar. Pero, tal y como señaló el secretario estadunidense de defensa, Chuck Hagel, hoy a la cadena CNN: "nosotros no vamos hacia una confrontación militar con Rusia".

El ejercicio militar, anunciado hoy por el ministerio de Defensa de Polonia, se desarrollará entre los días 13 y 26 de septiembre en Yavoriv, a unos 60 kilómetros de Lviv, según el portavoz del Pentágono.

Las maniobras "Rapid Trident 14" (Tridente rápido 14), previstas desde hace mucho tiempo, tendrán lugar en cooperación con unidades ucranianas y reunirán, entre otras, a soldados polacos, rumanos, moldavos, búlgaros, españoles, estonios, británicos, alemanes, lituanos y noruegos.

Asimismo, Estados Unidos celebró hoy la decisión de Francia de suspender la entrega de un buque de guerra Mistral a Rusia, al menos por un mes, en el marco de la actual crisis en Ucrania. "Nosotros creemos que es una sabia decisión", afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, luego de que Francia anunciara hoy que "no se reúnen al día de hoy" las condiciones para la entrega del buque, prevista para octubre.

La decisión del gobierno francés fue anunciada en las vísperas de cumbre de la OTAN en Gales, que debe analizar la crisis ante las incursiones rusas en Ucrania. Francia se había resistido a presiones de Estados Unidos para suspender un acuerdo por 1,600 millones de dólares, suscrito en 2011, para la venta a Rusia de dos buques de guerra.

La entrega de una primera embarcación estaba programada para octubre o noviembre próximos, y la segunda en 2015. En un comunicado, la oficina del presidente francés, Francois Hollande, afirmó que pese las perspectivas de un cese al fuego en Ucrania "las condiciones para que Francia entregue el primer buque de guerra no se reunen al día de hoy".

Francia "entendió las presiones de la comunidad internacional" en plena crisis en Ucrania y decidió suspender "hasta noviembre" la entrega este primer porta helicópteros, según afirmó una fuente diplomática francesa.