Cambista lavó 445 mdd en sobornos de Petrobras

El diario O Globo revela que un cambista hoy preso sacó del país los sobornos que proveedores pagaron a funcionarios de la petrolera estatal brasileña para recibir contratos.

Río de Janeiro

Un total de 444.6 millones de dólares en sobornos que proveedores pagaron a funcionarios de la estatal brasileña Petrobras para recibir contratos, fueron sacados del país de forma irregular por un cambista que hoy está preso, reveló este domingo el diario O Globo.

Dos semanas antes de las elecciones en las que la presidenta, Dilma Rousseff, busca la reelección, nuevos detalles sobre una escandalosa red de corrupción en la principal empresa del país se siguen publicando en los periódicos del país casi a diario.

El cambista Alberto Youssef, preso y acusado de integrar esta red de lavado, habría enviado al exterior esta cantidad dinero -equivalente al costo de la reforma del estadio Maracaná de Rio- a través de seis empresas de maletín, que simulaban operaciones de importación-exportación, indicó O Globo, basado en documentos de la fiscalía.

El dinero provenía, según el diario, del pago de sobornos a cambio de contratos de bienes y servicios en las obras de la refinería Abreu e Lima en Pernambuco (noreste de Brasil), que Petrobras decidió construir en 2007 con Venezuela, pero terminó financiando sola.

El costo estimado de la refinería, que inicialmente se estimó en 2,300 millones de dólares, es hoy de unos 20 mil millones. Youssef hizo 3,649 operaciones entre 2008 y 2014 a 24 países. Con un contrato falso de importación, el cambista enviaba el dinero desde Brasil a las cuentas señaladas por los beneficiarios en el exterior.

La fiscalía investigará los bancos brasileños involucrados en las transferencias irregulares, aún cuando tuvieran una fachada de legalidad. Los contratos eran negociados con el entonces directivo de Petrobras Paulo Roberto Costa, quien para reducir su pena reveló el mecanismo de pago de coimas a políticos a través de la petrolera y denunció a legisladores oficialistas y ex directivos de la empresa.

El abogado Carlos Pereira da Costa, socio de Youssef en una empresa investigada por recibir millones de constructoras que tenían contratos con Petrobras, dijo el sábado a la televisión Globo que siete diputados de la "bancada del gobierno", así como Costa, visitaban con frecuencia las oficinas del cambista.

Pereira Da Costa, sospechoso también de lavado de dinero, salió en libertad el pasado lunes por colaborar con las autoridades. Los proyectos de la petrolera, principalmente la explotación de los riquísimos pozos pre-sal en aguas ultraprofundas, ocupan un lugar destacado en la campaña de Rousseff.