Cámara Baja de Brasil aprueba moción de repudio contra gobierno venezolano

El pleno de la asamblea rechazó la detención de Antonio Ledezma y acusó al gobierno de Maduro de "quebrar principios democráticos"; Perú pide acelerar el envío de una misión de Unasur a Caracas.
Un activista opositor participa hoy en Caracas en la marcha en protesta por la muerte ayer de un joven estudiante en San Cristóbal
Un activista opositor participa hoy en Caracas en la marcha en protesta por la muerte ayer de un joven estudiante en San Cristóbal (AFP)

Brasilia

El pleno de la Cámara de Diputados de Brasil aprobó hoy una "moción de repudio" contra el Gobierno de Venezuela, al que acusó de "quebrar principios democráticos, con ofensas a las libertades individuales y al debido proceso legal".

La moción fue presentada por el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) en protesta por la detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y respaldada por casi la totalidad de las 28 fuerzas políticas representadas en el Congreso.

Sólo votaron en contra el gobernante Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenece la presidenta Dilma Rousseff, el Partido Comunista do Brasil (PCdoB), que integra la coalición de Gobierno, y el izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL), de oposición.

El diputado Bruno Araújo, quien presentó la propuesta en nombre del PSDB, exigió que el gobierno de Rousseff endurezca su postura frente al presidente venezolano, Nicolás Maduro, a quien acusó de violar las cláusulas democráticas del Mercosur, bloque integrado por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela.

Araújo recordó que el Mercosur sostiene que "la plena vigencia de las instituciones democráticas es una condición esencial para el desarrollo de los procesos de integración entre los Estados partes" y aseguró que Venezuela "no cumple" con esos postulados.

El diputado Joao Carlos Siqueira, quien alzó la voz en contra de la moción en nombre del gobernante PT, argumentó que el Congreso de Brasil "no debería pronunciarse" sobre lo que calificó de "asuntos internos" de Venezuela.

Sin embargo, no convenció a toda la base oficialista, que en su gran mayoría, encabezada por el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), del vicepresidente del país, Michel Temer, votó a favor de la moción de repudio presentada por la oposición.

Perú pide acelerar misión

Mientras, el gobierno de Perú pidió hoy a la misión de Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) acelerar su visita a Venezuela tras la muerte de un estudiante en medio de protestas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro la víspera.

"Exhortamos a la misión de Unasur, integrada por cancilleres de Colombia, Brasil y Ecuador, a acelerar y redoblar esfuerzos de modo que se concrete a la mayor brevedad su visita a Venezuela", señaló un comunicado de la cancillería peruana.

"La muerte de un estudiante es un hecho muy lamentable que nos debe llevar a redoblar esfuerzos de colaboración para prevenir actos de violencia que enfrentan a los propios hermanos venezolanos", dicta el comunicado peruano.

En la nota, la cancillería señala que "la solución corresponde a la propia Venezuela", aunque añade que "allí estará siempre Unasur brindando su fraterno apoyo en favor de la paz y bienestar de ese país hermano". Sostiene además que Perú apoyará cualquier iniciativa orientada a llevar adelante una reunión presidencial para promover el diálogo y la concertación democrática en Venezuela.

La muerte del menor ocurrió semanas después de que el gobierno de Nicolás Maduro autorizara a los cuerpos de seguridad usar "fuerza mortal" para controlar el orden público.

Estudiantes de San Cristóbal, cuna de las protestas antigubernamentales que sacudieron a Venezuela de febrero a mayo de 2014 con saldo de 43 muertos, se manifestaron el martes en contra de la crisis económica, lo que degeneró en disturbios. También se registraron protestas en Mérida y Maracaibo, ambas en el oeste de Venezuela.