Cae a la mitad detención de niños indocumentados en julio en EU

El secretario de Seguridad Interior de EU, Jeh Johnson, dijo que las detenciones en los primeros días de agosto siguen la tendencia decreciente.
Jeh Johnson, secretario de Seguridad Nacional estadunidense
Jeh Johnson, secretario de Seguridad Nacional estadunidense (AFP)

Washington

Las detenciones de niños que cruzan ilegalmente sin acompañante adulto la frontera de Estados Unidos cayeron en julio hasta los 5,500 menores, la mitad con respecto a junio, informó hoy un alto funcionario del gobierno. Las autoridades fronterizas habían capturado a 10,579 menores en mayo y otros 10,628 en junio, pero la cifra cayó drásticamente a 5,508 en julio, dijo el secretario de Seguridad Interior, Jeh Johnson, en un comunicado.

El responsable indicó que las detenciones en los primeros días de agosto continúan la tendencia decreciente. "Aunque la caída en las detenciones de julio es una buena noticia y refleja una tendencia positiva que esperamos que continúe, los números actuales siguen siendo superiores a las detenciones de niños y adultos con niños en los años anteriores", dijo Johnson, citado en el texto.

De esta forma, llegan a 61,581 los niños que han cruzado solos la frontera clandestinamente desde octubre, según cifras de la Guardia Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés). Tres de cada cuatro menores provienen de Honduras, Guatemala y El Salvador, por lo que no pueden ser deportados inmediatamente como sus pares de México, y son alojados en albergues donde reciben alimentación y atención médica mientras sus casos son evaluados.

Johnson reiteró que los menores centroamericanos, que huyen de la violencia y la falta de oportunidades en sus países, serán eventualmente expulsados al menos que presenten una solicitud justificada de asilo. El número de detenciones de adultos con niños, que también venía en aumento, cayó en julio a 7,410, mientras que en junio fueron 16,330, según el comunicado.

Niños y adultos, casi todos cruzan por la frontera entre México y el Valle del Río Grande, en Texas (sur), que desplegó mil soldados para contener el flujo irregular de migrantes. El gobierno federal por su parte ha tomado medidas para acelerar las deportaciones, incrementar la capacidad de los centros de detención y atacar las redes de traficantes, dijo Johnson.

El Departamento de Seguridad Interior reubicará 405 millones de dólares para responder a la crisis en el Valle de Río Grande, dijo Johnson. El presidente Barack Obama pidió al Congreso 3,700 millones en recursos especiales, pero el monto fue rechazado tanto por demócratas y republicanos en el Senado y la Cámara de Representantes, y un nuevo debate no está previsto hasta septiembre.

En julio pasado, Obama instó a los mandatarios de Guatemala, Honduras y El Salvador a "desalentar el flujo continuo de niños que se ponen en peligro" e insistió en luchar contra las bandas de traficantes, durante una reunión en Washington. Guatemala recibió hoy un cuarto grupo de menores deportados de EU vía aérea desde que inició la denominada crisis humanitaria de niños que viajan solos al país norteamericano, informó una fuente oficial.

Un avión del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. arribó hoy a una base de la Fuerza Aérea Guatemala (FAG), en la capital del país, con once unidades familiares conformadas por trece menores y once madres, dijo a Efe el portavoz de la Cancillería guatemalteca, Rafael Amado.

El vuelo, que transportaba a otros 111 deportados, procedía de Roswell (Nuevo México), en el suroeste de EU, precisó la misma fuente. De acuerdo con la Cancillería guatemalteca, ya suman más de 50 los menores repatriados desde que inició la crisis humanitaria en junio, tras el éxodo masivo de niños que en los últimos meses han viajado sin acompañante a EU para intentar cruzar ilegalmente la frontera con México.

La edad de los menores deportados hoy oscila entre uno y once años, agregó Amado. Las patrullas fronterizas estadunidenses han detenido a unos catorce mil niños y adolescentes guatemaltecos en la frontera sur de Estados Unidos desde octubre pasado a la fecha, confirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores. El primer vuelo con menores deportados a Guatemala aterrizó en la nación centroamericana el 18 de julio pasado.

La crisis de los niños no acompañados fue abordada el 25 de julio pasado en una reunión entre los presidentes de Guatemala, Otto Pérez Molina; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Honduras, Juan Orlando Hernández, y de Estados Unidos, Barack Obama. La mayoría de los menores originarios de Centroamérica busca emigrar a Estados Unidos para la reunificación familiar, además de escapar de la violencia y la pobreza, según expertos.

Alrededor de dos millones de guatemaltecos viven en el país norteamericano y el 60 % carece de documentos en regla, según diversas fuentes. En lo que va del año han sido deportados 34,961 inmigrantes indocumentados vía aérea desde Estados Unidos, según datos de la Dirección de Migración de Guatemala. En 2013, fueron deportados 51,225 guatemaltecos.