La CIDH otorgó medidas cautelares a alcalde de Bogotá

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió al gobierno de Colombia que "suspenda inmediatamente" el proceso de destitución de Gustavo Petro, quien celebró la decisión y convocó a la ...
Gustavo Petro, alcalde izquierdista de Bogotá, agradeció el apoyo de la CIDH
Gustavo Petro, alcalde izquierdista de Bogotá, agradeció el apoyo de la CIDH (EFE)

Washington, Bogotá

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó en la madrugada del miércoles medidas cautelares para proteger al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, y pidió al gobierno de Colombia que "suspenda inmediatamente" el proceso de su destitución. En una declaración de once páginas, la CIDH apuntó que era necesario "garantizar el ejercicio de los derechos políticos del señor Gustavo Francisco Petro Urrego, y (que) pueda cumplir con el período para el cual fue elegido como alcalde de la ciudad de Bogotá".

Una corte colombiana había revocado hoy catorce medidas de protección en favor de Petro y ratificado la destitución del alcalde, decidida en diciembre por un tribunal local. Con ello, la aplicación de la decisión judicial quedó en manos del presidente, Juan Manuel Santos. Petro, de 53 años y el primer ex guerrillero en ejercer la alcaldía de Bogotá, considerado el segundo cargo de elección más importante después de la presidencia, fue destituido en diciembre por el procurador Alejandro Ordóñez, a raíz de una polémica reforma del sistema de recolección de basuras.

Además de la destitución, Ordóñez dispuso que Petro fuera inhabilitado para ocupar cargos públicos por quince años. En su declaración la CIDH también pidió al gobierno de Colombia que informe "sobre la adopción de las medidas cautelares requeridas y actualizar dicha información en forma periódica". La Comisión expresó que el análisis de los documentos disponibles indica que "los derechos políticos del señor (...) Petro, elegido popularmente como Alcalde Mayor de la ciudad de Bogotá y actualmente en funciones, se encontrarían en situación de gravedad y urgencia".

Petro celebró la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de concederle medidas cautelares, al asegurar que "cuando se hace política decente, cuando se trabaja con principios y con la ciudadanía, es posible la democracia y es posible la paz". En sus primeras declaraciones desde la Alcaldía de la capital colombiana tras conocerse la decisión de la CIDH, Petro convocó además a los ciudadanos a concentrarse este miércoles a las cuatro de la tarde (21:00 hora GMT) para celebrar esta decisión.

"Vengan mañana a las cuatro de la tarde", afirmó el burgomaestre poco después de que la CIDH pidiera en un escrito formal al gobierno de Colombia que suspenda la decisión del procurador general, Alejandro Ordóñez, quien el pasado diciembre destituyó e inhabilitó a Petro por un supuesto mal manejo en una crisis de basuras. Según el documento del organismo dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), al que acudió Petro para que interviniera ante la que considera una decisión arbitraria, los derechos políticos de Petro "se encontrarían en una situación de gravedad y urgencia".

La CIDH recuerda que el alcalde fue elegido en las urnas y por ello pidió al Gobierno de Colombia "que suspenda inmediatamente" la decisión del procurador contra el alcalde de destituirle e inhabilitarle para ejercer cualquier cargo público durante quince años. Esa decisión se conoció horas después de que el Consejo de Estado, máximo tribunal de lo Contencioso Administrativo de Colombia, rechazara todas las tutelas (recursos de amparo) presentadas por los ciudadanos a favor de Petro y que buscaban que el alcalde siguiera en su cargo.

Después de que el Consejo de Estado anunciara que invalidaba las tutelas, el fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, advirtió a Canal Capital de que el último recurso de Petro estaba en la CIDH y que si ésta le concedía medidas cautelares, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, debía acatar esa petición.