Bromea Papa con multitud y pide evitar acaparar las biblias

“¡Una Biblia por cada familia!, pero padre, nosotros tenemos dos, tres biblias. ¿Dónde la escondieron entonces?”, dijo Francisco durante el rezo del Angelus asomado a la ventana de su estudio ...

Ciudad del Vaticano

El Papa bromeó hoy con una multitud cuando se refirió a una iniciativa por la cual se regalaron miles de biblias a los presentes y pidió a los fieles “no hacerse los vivos” llevándose más de la cuenta.

“¡Una Biblia por cada familia!, pero padre, nosotros tenemos dos, tres biblias. ¿Dónde la escondieron entonces?”, dijo Francisco durante el rezo del Angelus asomado a la ventana de su estudio personal en el Palacio Apostólico del Vaticano.

Poco antes recordó que la congregación de los Hermanos Paulinos decidió organizar una gran distribución del libro sagrado, tanto en San Pedro como en otras plazas de Italia.

“Esta es la Biblia que les darán los hermanos Paulinos. Pero estén atentos, no se hagan los vivos, tomen con una mano y no con dos, ojo, una por familia, y llévenla a casa”, señaló sonriendo.

Mientras pronunciaba estas palabras, el Papa mostró una copia de la Biblia que se iba a regalar y que tenía en sus manos. La broma despertó un aplauso y la risa entre los presentes.

Según anunciaron los Paulinos, en San Pedro se repartieron este domingo unas 15 mil biblias, pero en la Plaza la multitud superaba las 50 mil personas.

El Papa aseguró que “para que la familia pueda caminar bien, con confianza y esperanza, necesita ser nutrida por la palabra de Dios”.

“La Biblia no es para ponerla en una repisa sino para tenerla a mano, para leerla a menudo, cada día, individualmente o juntos, marido y mujer, padres e hijos, por ahí a la noche, especialmente el domingo. Así la familia crece, con la luz y la fuerza y la palabra de Dios”, añadió.

Luego recordó que este día en Italia se celebra la Jornada para el Abatimiento de las Barreras Arquitectónicas y animó el trabajo de quienes se ocupan de garantizar iguales oportunidades para todos, independientemente de la condición física de cada individuo.

“Deseo que las instituciones y los ciudadanos individuales estén siempre atentos a este importante objetivo social”, apuntó.